• Un obrero trabaja en las instalaciones centrales de procesamiento de un campo petrolero propiedad de Rosneft.
Publicada: martes, 4 de junio de 2019 14:54

La petrolera estatal rusa Rosneft señala que los proyectos comunes con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) crecieron en 2018 pese a sanciones de EE.UU.

“El año pasado la producción aumentó un 7 % en los campos (petrolíferos) del grupo (Rosneft) a pesar de una situación difícil”, ha informado este martes el presidente de la empresa rusa, Igor Sechin.

En la reunión anual de accionistas de la compañía en la ciudad rusa de San Petersburgo, Sechin ha asegurado, en este sentido, que el aumento de la producción se produjo pese a que las sanciones que ha impuesto EE.UU. contra Venezuela han afectado al sector.

De este modo, la petrolera del país euroasiático ha manifestado su interés en continuar invirtiendo en Venezuela, inmersa en una crisis económica, mientras ha resaltado que los proyectos tampoco deberían “disminuir significativamente” en 2019 pese a dicha crisis.

“No prevemos una reducción significativa de la producción (de petróleo) de nuestros proyectos en común con PDVSA en 2019”, ha puesto de relieve el presidente de la firma.

El año pasado la producción aumentó un 7 % en los campos (petrolíferos) del grupo (Rosneft) a pesar de una situación difícil”, ha informado el presidente de la petrolera estatal rusa Rosneft, Igor Sechin.

 

EE.UU. congeló a finales de enero todos los fondos de PDVSA en apoyo a los golpistas venezolanos y prohibió a los ciudadanos y entidades estadounidenses relacionarse con PDVSA, responsable de la mayor parte de los ingresos del país sudamericano.

A su vez, Caracas ha denunciado en varias ocasiones los embargos impuestos por Washington, los cuales aumentaron tras su reconocimiento inmediato de la ilegal autoproclamación del líder opositor golpista Juan Guaidó como presidente interino del país caribeño con el objetivo de sacar del poder al legítimo mandatario venezolano, Nicolás Maduro, y ha asegurado que estos intentos están condenados al fracaso.

En cuanto al crudo, el ministro venezolano de Petróleo, Manuel Quevedo, ha informado del plan del país bolivariano de desviar a Rusia u otros países el petróleo que inicialmente correspondía a EE.UU.

Rusia, por su parte, ha rechazado una demanda del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, de dejar de comerciar con Venezuela, pues considera que la aludida exigencia contraviene el derecho internacional.

mtk/anz/msm/rba