• Un soldado ruso desplegado en el Ártico, 3 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 9 de diciembre de 2019 9:38

Rusia tiene la intención de desplegar una cúpula antiaérea sobre el Ártico para hacer frente a los desafíos de otras potencias en dicha región estratégica.

“Los sistemas de misiles antiaéreos S-400 se han incorporado este año al arsenal del regimiento de misiles antiaéreos desplegado en Nueva Zembla [un archipiélago ruso en el Ártico]. Está previsto que en los próximos años todas nuestras divisiones árticas estén equipadas con tales sistemas”, dijo el domingo el comandante de la Flota del Norte, el vicealmirante Alexandr Moiséyev.

El comandante subrayó que las Tropas de Misiles Antiaéreos y las Tropas Radiotécnicas se están equipando y reequipando en la actualidad.

En opinión de Moiséyev, con los sistemas de S-400, la región estará protegida ante cualquier tipo de ataque aéreo enemigo, ya sea de aviación ya de misiles de crucero o balísticos.

LEER MÁS: Putin: Rusia amplía flota de buques rompehielos nucleares del Ártico

Asimismo, el Ministerio de Defensa de Rusia informó de que, en la república autónoma de Komi y en la provincia norteña de Múrmansk, incorporarán dos radares de clase Vorónezh al sistema nacional de Rusia de alerta temprana sobre ataques de misiles.

Los sistemas de misiles antiaéreos S-400 se han incorporado este año al arsenal del regimiento de misiles antiaéreos desplegado en Nueva Zembla [un archipiélago ruso en el Ártico]. Está previsto que en los próximos años todas nuestras divisiones árticas estén equipadas con tales sistemas”, según el comandante de la Flota del Norte, el vicealmirante Alexandr Moiséyev.

 

Rusia anunció en 2017 su plan para reforzar su presencia militar en la región del Ártico, como parte de la política del presidente ruso, Vladimir Putin, para proyectar el poder militar ruso “a un nivel no visto desde la época de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS)”.

El proyecto de Rusia en el Ártico va a la par de los de Estados Unidos, Canadá, Dinamarca y Noruega, que también reclaman su jurisdicción sobre partes del Ártico. En estos momentos se trata de una zona crucial, pues el hielo se derrite y se están abriendo nuevas rutas de navegación y exploración de sus recursos energéticos.

LEER MÁS: EEUU envía buque de guerra al Ártico para hacer frente a Rusia

El Ártico es una zona de suma importancia por sus grandes reservas de gas y petróleo, así como por ser muy estratégica para Moscú y el Occidente, en particular, tras el deterioro de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos y la Unión Europea (UE) debido al conflicto en el este de Ucrania, entre otros.

LEER MÁS: Informe: EEUU gasta millones en rompehielos para desafiar a Rusia

alg/mkh/nii/

Comentarios