• El representante permanente interino de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Dmitri Polianski.
Publicada: jueves, 22 de agosto de 2019 23:06

El representante permanente interino de Rusia ante la ONU advierte de que las pruebas de misiles de EE.UU. ponen en peligro la existencia de la humanidad.

“Debido a las ambiciones geopolíticas de EE.UU., todos nos encontramos al borde de una carrera armamentista descontrolada y no regulada”, ha declarado este jueves Dmitri Poliansk. 

Para ello, ha llamado a los países miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) a unirse para resolver estos problemas, ya que “la existencia misma de la humanidad está en juego”.

Polianski que ha hecho estas afirmaciones durante una reunión del CSNU ha asegurado que Washington lleva mucho tiempo violando el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) para acabar con ello.

El CSNU se ha reunido este jueves de manera urgente a petición de Moscú y Pekín tras el lanzamiento de un misil de crucero de medio alcance realizado por Estados Unidos en la isla de San Nicolás, frente a la costa de California, menos de tres semanas después de salir del tratado de desarme INF.

LEER MÁS: Putin amenaza con responder a las pruebas de misiles de EEUU

Debido a las ambiciones geopolíticas de EE.UU., todos nos encontramos al borde de una carrera armamentista descontrolada y no regulada”, ha declarado Dmitri Poliansk, representante permanente interino de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Rusia critica a los países europeos por el despliegue de misiles de EE.UU.

El embajador ruso ha denunciado que el apoyo de los países europeos a las políticas de EE.UU., ha dado como resultado que “las ciudades europeas están siendo apuntadas con misiles desde diferentes direcciones”. “La situación puede salirse de control”, ha alertado Polianski.

En otra parte de sus declaraciones, el diplomático ruso ha expresado la disposición de su país para entablar un “diálogo serio” para garantizar la estabilidad y la seguridad estratégicas.

El Tratado INF fue firmado en 1987 entre EE.UU. y la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), con el objetivo de eliminar los misiles balísticos y de crucero con base en tierra con un alcance de entre 500 y 5500 kilómetros, tanto nucleares como convencionales.

Rusia ha advertido en varias ocasiones que la salida de Washington del Tratado INF puede abrir la puerta a una nueva carrera armamentista.

LEER MÁS: “Salida de EE.UU. de INF provoca carrera armamentista con Rusia”

LEER MÁS: Rusia apuntará contra países que alberguen misiles de EEUU

mkh/lvs/mjs

Comentarios