• El presidente de Rusia habla en una conferencia de prensa internacional en Moscú, la capital rusa, 20 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 20 de diciembre de 2018 12:22
Actualizada: jueves, 20 de diciembre de 2018 13:27

El presidente ruso, Vladimir Putin, acusa a su homólogo ucraniano de provocar un enfrentamiento naval con Rusia para impulsar sus perspectivas electorales.

“Creo que las provocaciones nunca tienen éxito. Siempre buscan escalar la situación antes de las elecciones (en Ucrania)”, ha asegurado Putin en su gran rueda de prensa anual este jueves.

Afirmando que el apoyo popular de Petro Poroshenko ha aumentado hasta el 12 %, Putin ha comentado que en este sentido, probablemente, ha conseguido su objetivo, pero ha añadido que es “un mal método de elevar su popularidad”, ya que se hace a costa de los intereses de su país.

El 25 de noviembre, la guardia costera rusa capturó tres embarcaciones navales y a 25 marineros ucranianos acusados de violar el estrecho de Kerch, en la estratégica zona del mar de Azov, situado entre Crimea (anexionada en 2014 a Moscú) y el sureste de Ucrania (escenario de un conflicto que enfrenta al Gobierno de Ucrania y a independentistas).

A consecuencia del incidente, EE.UU. y sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han condenado lo que calificaron como un uso “injustificado” de la fuerza por parte de Rusia e instaron a Moscú a liberar los barcos y sus tripulaciones.

A juicio de Putin, la provocación del Gobierno de Kiev daña los intereses de los ucranianos y el Estado. 

Creo que las provocaciones nunca tienen éxito. Siempre buscan escalar la situación antes de las elecciones (en Ucrania)”, dice el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

 

El presidente ruso ha dicho además que Kiev había enviado a los militares ucranianos al estrecho de Kerch “con la esperanza de que murieran, pero, gracias a Dios, esto no sucedió”.

Asimismo, ha añadido que los militares ucranianos habían violado la frontera marítima de Rusia, y una vez que finalice la investigación criminal, quedará claro qué hacer con los militares detenidos.

El mandatario ruso ha concluido que la situación anormal en los lazos entre Rusia y Ucrania continuará mientras los rusófobos estén en el poder en Kiev.

El reciente suceso entre Ucrania y Rusia se considera la primera confrontación militar abierta entre Kiev y Moscú desde la anexión de Crimea en 2014, determinada tras un referéndum, y desde el inicio de un conflicto armado en el este de Ucrania que ha dejado más de 10 000 muertos.

Ucrania, a su vez, ha pedidio ayuda militar contra Moscú a sus aliados exteriores, incluida la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

El Ministerio ruso de Defensa, por su parte, anunció el lunes que Rusia desplegará el 22 de diciembre más de 10 cazas Su-27SM y Su-30M2 de guerra en Crimea para reforzar su capacidad militar en la península ante una posible provocación armada por parte de Ucrania.

alg/ktg/ftn/hnb

Comentarios