• El viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Riabkov.
Publicada: jueves, 20 de septiembre de 2018 1:27
Actualizada: jueves, 20 de septiembre de 2018 2:17

El desarrollo del programa de misiles es un ‘derecho soberano’ de Teherán, dice el vicecanciller ruso, y asegura que las presiones externas no dan resultado.

“Los intentos por ejercer algún tipo de presión, ya sea política, económica y mucho menos militar, no tendrán ningún resultado”, ha destacado este miércoles el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov.

El diplomático ruso ha pronunciado estas declaraciones en alusión a las presiones y sanciones que Estados Unidos está ejerciendo contra el país persa por su programa de misiles, pese a que Teherán ha afirmado que dicho programa es de carácter disuasivo.

En este sentido, aunque Riabkov ha dicho que Moscú ofrece su ayuda para resolver ese tipo de problemas, ha resaltado que el desarrollo de ese programa de misiles “es un derecho soberano de la parte iraní”.

Los intentos por ejercer algún tipo de presión, ya sea política, económica y mucho menos militar, no tendrán ningún resultado”, ha destacado el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov.

 

Irán ha dejado en claro que su poder defensivo, incluido el programa balístico, es una línea roja, cuyo objetivo es preservar su soberanía e integridad territorial, pero que no supone ninguna amenaza para la región. De hecho, señala que desarrolla sus capacidades defensivas en proporción a las amenazas, sin permiso de las potencias extranjeras.

De igual modo, en otra parte de sus declaraciones, el vicecanciller ruso ha dicho que los representantes de los países que aun permanecen dentro del acuerdo nuclear con Irán se reunirán el 24 de septiembre, al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU) en Nueva York (EE.UU.), para mantener el pacto.

Después de la retirada del presidente estadounidense, Donald Trump, de dicho acuerdo, suscrito en 2015 por Irán y el entonces Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, Francia y China, más Alemania) y su decisión de reimponer sanciones a Teherán, el resto de signatarios ha mostrado su apoyo al convenio multilateral.

mtk/anz/krd/rba