• La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova, en una entrevista en Moscú, 14 de marzo de 2018.
Publicada: viernes, 14 de septiembre de 2018 23:00
Actualizada: viernes, 14 de septiembre de 2018 23:39

Rusia ni siquiera reaccionará a la demanda unilateral de EE.UU. para realizar inspecciones adicionales a instalaciones químicas del país, dice la Cancillería rusa.

“Naturalmente, no vamos a satisfacer o incluso reaccionar ante el ilegítimo ultimátum de Washington que va mucho más allá de la Convención de Armas Químicas pidiendo organizar una inspección adicional en Rusia sobre la base de esta o aquella ley nacional”, ha dicho este viernes la portavoz de la Cancillería de Rusia, María Zajarova.

En declaraciones al canal ruso VGTRK, Zajarova ha hecho hincapié en que Rusia había completado la destrucción de su arsenal químico bajo estricto control internacional desde septiembre de 2017 y continúa implementando adecuadamente todas sus responsabilidades en virtud de la Convención sobre las Armas Químicas (CAQ).

Ha recordado, además, el hecho de que la CAQ, que entró en vigor en 1997, contempla la igualdad de derechos y responsabilidades de todos sus signatarios, de la que “Washington es plenamente consciente”.

Naturalmente, no vamos a satisfacer o incluso reaccionar ante el ilegítimo ultimátum de Washington que va mucho más allá de la Convención de Armas Químicas pidiendo organizar una inspección adicional en Rusia sobre la base de esta o aquella ley nacional”, ha dicho la portavoz de la Cancillería de Rusia, María Zajarova.

 

Las declaraciones de Zarajova se producen después de que la secretaria adjunta de Estado estadounidense, Manisha Singh, comunicó el jueves que Washington podría suspender la imposición de nuevas sanciones a Rusia por el caso Skripal, si Moscú permite realizar inspecciones adicionales a las instalaciones químicas rusas.

A principios de agosto, Estados Unidos anunció una nueva ronda de sanciones contra Rusia por su supuesta participación en el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia en Salisbury, Reino Unido, el pasado marzo.

Tanto el Reino Unido como su aliado, Estados Unidos, acusan a Moscú de haber sido responsable de lo sucedido a los Skripal, sin embargo, Rusia siempre ha rechazado las acusaciones que le vinculan con tal incidente.

aaf/ctl/rba

Comentarios