• El edificio del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en Moscú (capital).
Publicada: viernes, 10 de agosto de 2018 21:30

Rusia objeta el plan presentado por EE.UU. ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para mantener la presión sobre Corea del Norte.

“La línea que ha asumido Washington es destructiva para la solución del problema en la península de Corea (…) es completamente inaceptable”, indicó el viernes el Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa en un comunicado.

En la nota también se detalló que “el propósito de Estados Unidos de mantener la presión sobre Corea del Norte el mayor tiempo posible es nefasto para el proceso de negociación”.

La condena de Rusia se produjo en reacción a una propuesta lanzada el jueves por Estados Unidos ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), para endurecer las sanciones contra Corea del Norte.

Sin embargo, Rusia y China bloquearon la iniciativa, que en concreto tenía como fin añadir un ciudadano norcoreano, el Banco Comercial Agrosoyuz de Moscú (capital rusa) y otras dos entidades norcoreanas a la lista de sancionados por el CSNU.

La línea que ha asumido Washington es destructiva para la solución del problema en la península de Corea (…) es completamente inaceptable”, indicó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en reacción al plan fallido de Estados Unidos para ampliar las sanciones contra Corea del Norte.

 

Ante ello, Pyongyang reprochó a Washington por impulsar nuevas restricciones, pese al diálogo en marcha y advirtió que si EE.UU. vuelve a los “viejos escenarios”, no podrá haber más progresos hacia la desnuclearización y la pacificación de la península de Corea.

El pasado 12 de junio, se celebró en Singapur una cumbre entre el presidente de EE.UU., Donald Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un, la cual desembocó en la firma de un documento bilateral para establecer la paz en la zona: Trump acordó detener los ejercicios militares de Estados Unidos y Corea del Sur en torno a la península coreana, y Kim prometió desmantelar el arsenal atómico de su país.

EE.UU. habla del incumplimiento de las promesas hechas por Corea del Norte mientras ésta critica la ausencia de disposición de Washington para construir confianza recíproca, por llamar a mantener sanciones en su contra y plantear “exigencias unilaterales” de desnuclearización.

No obstante, en los recientes días ha habido cada vez más cruces de palabras entre las partes, incluso las agencias de inteligencia de EE.UU. barajan la posibilidad que Corea del Norte podría estar construyendo nuevos misiles balísticos intercontinentales, probablemente mostrando que el país asiático planea repotenciar su poderío defensivo si llegan a fallar los diálogos.

mpm/ctl/tqi/mjs

Comentarios