• La entrada al parque científico Porton Down, del Ministerio británico de Defensa, donde se investiga el ataque químico contra el exespía ruso Skripal.
Publicada: lunes, 19 de marzo de 2018 22:59

El Gobierno del Reino Unido debe respaldar sus acusaciones contra Rusia en el caso del envenenamiento del exespía ruso Serguei Skripal, con pruebas, de lo contrario, tiene que pedir disculpas, ha sentenciado este lunes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

“Tarde o temprano tendrá que asumir la responsabilidad de estas acusaciones: tendrá que proporcionar alguna evidencia o disculparse”, ha dicho el vocero ruso, añadiendo que las acusaciones del Reino Unido contra Rusia son difíciles de explicar, según informa la agencia local de noticias TASS.

Moscú y Londres viven momentos de gran tensión desde que, el pasado 16 de marzo, el Gobierno británico acusara al presidente ruso, Vladimir Putin, de estar detrás del ataque contra el exespía doble con gas nervioso Novichok, una sustancia letal de acción neuroparalizante y supuestamente producida en Rusia.

Por su parte, Rusia ha rechazado tajantemente todas las acusaciones y ha expresado su disposición a cooperar en el caso Skripal, además de exigir evidencias al respecto.

(El Reino Unido) tarde o temprano tendrá que asumir la responsabilidad de estas acusaciones: tendrá que proporcionar alguna evidencia o disculparse”, ha dicho el portavoz del Gobierno de Rusia, Dmitri Peskov, sobre  las acusaciones de Londres contra Moscú en el caso del envenenamiento del exespía ruso Serguei Skripal.

 

De igual modo, el representante permanente de Rusia en la Unión Europea (UE), Vladímir Chizhov, ha señalado este lunes que, en el caso del Skripal, las autoridades británicas han incumplido sus obligaciones de una serie de convenciones internacionales y arguye que el secretismo que rodea este incidente sugiere que Londres tendría algo que ocultar.

Londres “incumplió sus obligaciones bajo la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)” y también “bajo la convención consular bilateral ruso-británica al no dar acceso a una de las víctimas, Yulia Skripal (la hija del exespía), que es ciudadana rusa”, ha explicado el diplomático ruso a la cadena de televisión británica BBC.

De acuerdo con el representante permanente de Rusia en la UE, con el escándalo en torno al envenenamiento de Skripal, Londres buscaría desviar la atención de los problemas en su política exterior, en particular, los relacionados con el Brexit.

aaf/ncl/hgn/hnb