• El presidente ruso, Vladimir Putin, habla en la 14ª reunión anual del club internacional de debates Valdái en Sochi (sur), 19 de octubre de 2017.
Publicada: viernes, 20 de octubre de 2017 1:09
Actualizada: viernes, 20 de octubre de 2017 2:40

Vladimir Putin denuncia el ‘doble rasero’ de países de Europa ante los movimientos independentistas en esa región, y les culpa de alentar el separatismo catalán

Durante la 14ª reunión anual de expertos en política exterior del club internacional de debates Valdái, celebrada este jueves en la ciudad rusa de Sochi (a las orillas del mar Negro), el presidente ruso, Vladimir Putin, ha denunciado que Europa y el Occidente mantienen “un doble rasero” ante Kosovo, Crimea y Cataluña en Europa, así como ante el Kurdistán iraquí, en Asia.

Ha insistido en culpar a la Unión Europea (UE) de haber alentado los movimientos separatistas en Europa, en particular con su apoyo a la independencia de Kosovo, y afirmado que ahora “están sufriendo” las consecuencias de esa política en Cataluña.

“Los países europeos tenían que haber pensado antes lo que estaban haciendo cuando aplaudieron la disolución de varios Estados en Europa”, ha dicho Putin, citado por la agencia de noticias rusa RT

Kosovo se independizó de Serbia en 2008, pero no goza del reconocimiento de Serbia, Rusia, China y España, entre otros Estados, pero sí es reconocido por EE.UU., Canadá y la mayoría absoluta de los miembros de la UE.

Los países europeos tenían que haber pensado antes lo que estaban haciendo cuando aplaudieron la disolución de varios Estados en Europa”, señala el presidente de Rusia, Vladimir Putin. 

 

En este sentido, Putin ha recordado que los países europeos apoyaron la independencia de Kosovo, “guiados por una coyuntura política y el deseo de complacer al hermano mayor en Washington”, para luego aseverar que con este apoyo, provocaron semejantes procesos en otras regiones de Europa y del mundo.

España atraviesa una crisis política ocasionada por los pasos que han dado los catalanes para lograr la escisión, entre ellos, la celebración del referéndum del primero de octubre pasado, considerado “ilegal” por el Gobierno español, presidido por Mariano Rajoy, y que no obtuvo el reconocimiento de la comunidad internacional.

En otro momento de sus declaraciones, el presidente ruso se ha referido a la postura de Moscú respecto a la crisis catalana y ha dejado claro que “todo lo que está pasando es un asunto interno de España, y se debe resolver en el marco de la legislación española de acuerdo con las tradiciones democráticas”.

fmk/ctl/myd/rba

Comentarios