• Cuatro misiles Tochka, de fabricación rusa.
Publicada: miércoles, 24 de febrero de 2016 15:13

Rusia no va a la zaga de EE. UU. en desarrollo de armas modernas, sino que ambos países mantienen un nivel similar en el ámbito del desarrollo de armas prospectivas, dice un alto funcionario ruso.

Entrevistado este miércoles por la agencia rusa de noticias Interfax, el asesor del presidente ruso para la Cooperación Técnica y Militar, Vladimir Kozhin, ha considerado que Moscú y Washington “han tenido y tienen un mismo nivel en el negocio (de armas) en las perspectivas a medio plazo”.

Rusia está desarrollando sistemas modernos que trabajen mañana y el día después de mañana, en los nuevos tipos y nuevas principales armas”, ha afirmado el asesor del presidente ruso para la cooperación técnica y militar, Vladimir Kozhin.

La quinta generación del caza furtivo construida por Rusia.

 

Igual que EE. UU. se centra en investigar y fabricar “todos los sistemas” militares, Rusia está desarrollando “sistemas modernos que trabajen mañana y el día después de mañana, en los nuevos tipos y nuevas principales armas", señala Kozhion.

El funcionario asevera que aunque los países europeos también están desarrollando su tecnología militar, siguen estando “detrás de EE.UU.”, país que tiene proyectos de gran envergadura como armamento láser y sistemas hipersónicos.

Pero a diferencia de Europa, ha subrayado, Rusia no se está "quedando atrás, no estamos sentados esperando. También estamos realizando un desarrollo activo".

En junio de 2014, Moscú anunció planes para hacer frente a la tecnología militar hipersónica de EE. UU. El programa ruso tiene como rival un programa del Pentágono denominado Prompt Global Strike ("ataque global rápido", o PGS, por sus siglas en inglés).

El Ataque Global Rápido es un programa militar estadounidense que haría posible atacar cualquier lugar del mundo en un margen de 30 minutos tras tomarse la decisión pertinente. Varios países, entre ellos Rusia, han advertido en reiteradas ocasiones de las consecuencias que podría traer este programa para el planeta.

China y Rusia desarrollan aún más su cooperación militar

Por otra parte, Kozhin ha informado de la decisión de su país y de China de iniciar nuevos proyectos de cooperación técnico-militar, incluida la producción conjunta de determinados sistemas.

La empresa indo-rusa BrahMos desarrollará el primer misil hipersónico para 2023-2025.

 

Ambos aliados suscribieron el año pasado un importante contrato para la venta a Pekín de aviones de combate rusos Sujoi Su-35, ha recordado. China es, junto a La India, el principal socio de Moscú.

Moscú y Pekín mantienen una amplia cooperación técnico y militar, y debido a las amenazas y desafíos comunes que afrontan, abogan por elevar aún más sus colaboración militar.

ftm/mla/rba

Comentarios