• La fachada del edificio de la Cancillería iraní en Teherán, la capital.
Publicada: domingo, 20 de noviembre de 2022 17:51

Irán convoca al embajador británico en Teherán en protesta por la respuesta pasiva de la policía británica al asalto de vándalos a la embajada iraní en Londres.

La Cancillería iraní ha transmitido este domingo la enérgica protesta de Teherán al embajador británico, Simon Shercliff, por la incapacidad de la policía londinense a la hora de evitar este incidente “lamentable”.

En la cita, un responsable de alto rango del Ministerio de Exteriores de Irán ha recordado al embajador británico los compromisos adquiridos por el Reino Unido en el marco de las Convenciones de Viena sobre las Relaciones Consulares (1961 y 1963), según las cuales, Londres tienen obligación de proteger las sedes diplomáticas y sus personales que alberga.

Shercliff, a su vez, ha lamentado lo sucedido y aseverado que transmitirá la protesta de Teherán al Gobierno británico. Asimismo, ha expresado su esperanza de que en el futuro no ocurran similares actos de violencia contra la legación iraní.

Todo se produce después de que un grupo de vándalos asaltara la sede diplomática persa y ofendiera la bandera nacional de Irán colocada en la fachada del edificio. Los medios de comunicación iraníes no han proporcionado más detalles sobre el asalto o la fecha en la que ocurrió.

La representación diplomática persa en Londres ha sufrido en los últimos dos meses varios ataques violentos cometidos por grupos hostiles a la Revolución Islámica, entre ellos miembros del grupúsculo terrorista antiraní Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés). Además, Teherán ha acusado en varias ocasiones al país europeo de no cumplir con su responsabilidad de garantizar la seguridad de las sedes diplomáticas iraníes y su personal.

Desde el inicio de los disturbios en Irán, apoyados desde el exterior, ocurridos tras la muerte de la joven iraní Mahsa Amini a mediados de septiembre, se han producido ataques violentos similares contra sedes diplomáticas de Irán en algunos otros países europeos como Dinamarca, Bélgica, Noruega, Alemania, Bulgaria, Países Bajos, Italia y Suecia.

Teherán, que ha denunciado el apoyo del Occidente a la violencia y el terrorismo en el país, advierte que estos incidentes sin precedentes indican que los asaltos fueron organizados y formaron parte de una campaña mayor contra Irán.

Irán rechaza la injerencia de Europa y Estados Unidos en sus asuntos internos y acusa al Occidente de intentar desestabilizar el país, incitando a la violencia y el terrorismo.

ftm/ncl/tqi