• El portavoz de la Cancillería de Irán, Naser Kanani, habla en una rueda de prensa en Teherán, la capital.
Publicada: jueves, 15 de septiembre de 2022 13:06

Irán condena las nuevas sanciones de EE.UU. y asevera que promover información falsa contra la República Islámica no la llevará a la Casa Blanca a ninguna parte.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció el miércoles nuevas sanciones contra 10 ciudadanos y dos instituciones iraníes por su supuesto papel en ataques cibernéticos.

Las nuevas restricciones se producen pocos días después de que Washington sancionó al Ministerio de Inteligencia de Irán y su titular, bajo las acusaciones infundadas de la supuesta implicación de Irán en ciberataques contra Albania.

El portavoz de la Cancillería de Irán, Naser Kanani, ha condenado enérgicamente la conducta de EE.UU. de recurrir a comportamientos absurdos e ilegales contra gobiernos y naciones independientes, afirmando que esto muestra la incapacidad de las autoridades estadounidenses para comprender adecuadamente las ecuaciones globales y adaptarse a las realidades.

Recurrir a una campaña de falsa propaganda y la difusión de información falsa sobre la República Islámica de Irán es parte de la fallida política iranofóbica del Gobierno estadounidense que, por supuesto, no le llevará a ninguna parte”, ha enfatizado hoy jueves.

 

El vocero ha denunciado que Washington carece de autoridad legal para acusar a otros, pues ha guardado silencio ante los reiterados ataques cibernéticos a las infraestructuras e instalaciones nucleares de Irán, e incluso ha apoyado directa o indirectamente este tipo de sabotajes contra el país persa.

La República Islámica de Irán, como país víctima de repetidos ataques cibernéticos, ha sido una parte importante de los esfuerzos internacionales responsables para hacer frente a la amenaza de los ataques cibernéticos”, ha destacado el diplomático iraní.

Bajo las mismas acusaciones, Albania, que alberga a una considerable cifra de miembros del grupo terrorista antiraní Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés), rompió la semana pasada sus relaciones diplomáticas con Irán y ordenó a los diplomáticos iraníes y al personal de la embajada que abandonaran el país en 24 horas, después de responsabilizar al país persa de un ataque informático sufrido el pasado mes de julio.

La Cancillería iraní calificó como “imprudente y miope” la decisión de Albania de cortar lazos, lamentando que Tirana haya sido influenciada por terceros en sus decisiones inapropiadas, pues, de hecho, en este caso, como en otros similares, se puede ver las huellas de Estados Unidos.

msm/ctl/hnb