• El portavoz de la Cancillería de Irán, Naser Kanani, ofrece una rueda de prensa en Teherán, la capital, 15 de agosto de 2022. (Foto: IRNA)
Publicada: lunes, 15 de agosto de 2022 18:00

Irán rechaza las acusaciones “infundadas” de contrabandear armas a Yemen y asevera que es una táctica trillada de la coalición agresora respaldada por Occidente.

El portavoz de la Cancillería de Irán, Naser Kanani, ha refutado las alegaciones hechas por un medio de comunicación árabe acerca de que el país persa ha enviado armas y equipo militar desde su ciudad sureña de Bandar Abás, al puerto yemení de Al-Hudayda (oeste).

La coalición agresora y sus patrocinadores occidentales deben rendir cuentas por los crímenes que han cometido en Yemen durante más de siete años, provocando la muerte de personas inocentes y la destrucción de las infraestructuras y causado la mayor crisis humanitaria del siglo”, ha denunciado.

El vocero ha enfatizado que las acusaciones contra la República Islámica tienen como objetivo desviar la opinión pública regional e internacional de las realidades sobre la crisis en Yemen, forman parte de la táctica trillada de la coalición agresora y sus aliados occidentales.

 

Kanani ha dejado claro que el apoyo de la República Islámica al pueblo yemení ha sido de carácter político desde el comienzo de la crisis en este país, e Irán siempre ha respaldado un proceso pacífico, así como los esfuerzos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por una solución política a la guerra devastadora en Yemen y la continuación de alto el fuego.

En reiteradas ocasiones, Irán ha rechazado las acusaciones en su contra sobre el envío de armas a Yemen, además de exigir el fin de la campaña de agresión de Arabia Saudí contra el pueblo yemení, urgiendo, en este sentido, a ciertos países occidentales, entre ellos EE.UU., a dejar de equipar a la monarquía árabe con más armas avanzadas para atacar el país más pobre del mundo árabe.

La brutal campaña de violencia de Riad contra Yemen, respaldada por EE.UU. y ciertos países occidentales, comenzó en marzo de 2015 para restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, lo que ha provocado la peor crisis humanitaria en el mundo de hoy, convirtiendo al empobrecido país árabe en un “infierno”.

msm/rba