• Restos del Boeing ucraniano 737 que se estrelló cerca del Aeropuerto Internacional Imam Jomeini en Teherán (capital iraní), 8 de enero de 2020.
Publicada: martes, 20 de abril de 2021 5:40
Actualizada: martes, 20 de abril de 2021 9:08

Irán denuncia que las autoridades de Ucrania intentan politizar el accidente de avión de pasajeros con acusaciones inaceptables contra Teherán.

El avión de la compañía Ukraine International Airlines, un Boeing 737, se estrelló en enero de 2020 cerca del Aeropuerto Internacional Imam Jomeini, al sur de Teherán (capital iraní), unos seis minutos después de despegar con rumbo a Kiev (capital de Ucrania). Las Fuerzas Armadas de Irán confirmaron que el avión fue derribado por misiles “de manera involuntaria” y por un “error humano”.

No obstante, el secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Oleksiy Danilov, alegó recientemente que el accidente fue un “ataque intencional y consciente”, una acusación rechazada categóricamente por parte de las autoridades de la República Islámica de Irán.

“Desafortunadamente, las autoridades ucranianas están tratando de atribuir falsas acusaciones a sus pares iraníes para politizar este caso, y sus recientes acusaciones a este respecto no son de ninguna manera constructivas ni aceptables”, enfatizó el lunes el portavoz del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Keyvan Josravi.

En una entrevista concedida a la cadena iraní Press TV, Josravi señaló que las cajas negras del avión fueron una de las principales fuentes de información utilizadas para compilar el informe final de una investigación sobre el derribo accidental del avión.

 

Algunos intentan tomar ventaja política del incidente contra Irán

El funcionario persa se refirió, asimismo, a la cooperación total de Irán con Ucrania para aclarar varios aspectos de este incidente. “Desde el inicio de este amargo incidente, hemos aceptado todas las demandas presentadas por el Gobierno ucraniano, que en ocasiones fueron más allá de lo necesario en cuanto a los procesos de circunstancias habituales”, sostuvo.

De hecho, agregó, no queda ningún rincón oscuro en los esfuerzos realizados para arrojar la luz sobre la verdad en este incidente. Enviar las cajas negras del avión a Francia para decodificar su contenido es la razón más importante que demuestra la transparencia de Irán en su esfuerzo por sacar a la luz todos los detalles de lo ocurrido, remarcó.

Al mismo tiempo, Josravi denunció el intento de sacar ventaja de carácter político sobre el incidente, que, según él, “está relacionado con los sentimientos encontrados de decenas de familias de la víctimas”, a lo que describió como “lamentables e inhumanos”.

“Varios grupos de expertos independientes han profundizado en todas las hipótesis existentes […] han afirmado categóricamente y con base en evidencia técnica y pericial que este incidente ha sido involuntario y resultado de un error humano”, recalcó, para luego agregar que se están tomando medidas judiciales para procesar a los culpables y que pronto recibirán sus sentencias dictadas por los tribunales competentes.

El accidente ocurrió en un momento en que Irán estaba en “alerta máxima” para evitar la posible violación del espacio aéreo nacional por parte de EE.UU., después de que el país persa atacara las bases estadounidenses en Irak en repuesta al asesinato del teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, en Bagdad, capital iraquí.

ftn/krd/mkh