• Un militar de la armada iraní.
Publicada: jueves, 23 de enero de 2020 17:52
Actualizada: jueves, 23 de enero de 2020 19:12

Donald Trump debe recordar que una guerra con Irán no sería “fácil”, dado que el país sabe cómo luchar contra el Ejército estadounidense, observa un informe.

“El presidente (de EE.UU., Donald) Trump debe recordar que Irán sabe cómo luchar contra el Ejército estadounidense (…) No sería una guerra fácil (…) Todos los puestos fronterizos de Irán pueden golpear las fuerzas estadounidenses”, se lee en un informe publicado el miércoles por la revista estadounidense The National Interest.

La publicación apoya su argumento, recordando que hay soldados estadounidenses heridos en ataques del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán lanzados el 8 de enero, contra dos bases estadounidenses en Irak, entre ellas, Ain Al-Asad, en represalia por el asesinato del teniente general Qasem Soleimani, en un atentado perpetrado el 3 de enero.

“Punto clave: el hecho de que soldados estadounidenses resultaran heridos en ataques de Irán habla por sí mismo”, destaca el informe, para luego hacer notar que asesinar al ya excomandante de la Fuerza Quds del CGRI “empujó a EE.UU. hacia un conflicto a gran escala (…) pero Irán parece tomar ya la delantera en cualquiera guerra”.

La publicación considera que el poder de Irán radica en tres factores: armas modernizadas, pese a las sanciones, su influencia generalizada en la región del oeste de Asia, y su profundidad estratégica, algo que, de acuerdo con el documento, no disponen sus enemigos.

 

Irán, conforme con la publicación, ha modernizado y aumentado la precisión de sus aviones no tripulados (drones) y sus misiles, a los que puede “confiar” en “las sofisticadas operaciones de defensa”.

Aparte de la precisión de los misiles iraníes, los sistemas antiaéreos estadounidenses en las bases de Irak no funcionaron, pese a haber estado en máxima alerta ante cualquier ataque relámpago desde Irán después de haber asesinado a uno de los estrategas iraníes más destacados.

El asesinato de Soleimani además de poner en entredicho el poderío de EE.UU. a nivel regional, podría jugar en contra y allanar el camino para su expulsión de Irak, país rico en reservas petrolíferas y geográficamente importante.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, indicó el viernes que “el golpe que infligió Irán a EE.UU. fue un golpe no solo a sus instalaciones militares, sino a su reputación a nivel internacional, dado que asesinó a Soleimani no en un campo de batalla, sino en un acto cobarde y terrorista”.

ask/lvs/mag/rba

Comentarios