• El embajador de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Mayid Tajt Ravanchi.
Publicada: viernes, 20 de septiembre de 2019 20:51
Actualizada: viernes, 20 de septiembre de 2019 22:09

Estados Unidos ha recurrido a la campaña de “máximo engaño” contra Irán como parte de su política de máxima presión contra el país, dice un diplomático persa.

El embajador de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Mayid Tajt Ravanchi, ha enviado este viernes dos cartas por separado al ente que conforma y al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), en las que ha rechazado “ciertas acusaciones infundadas” de EE.UU. contra las actividades espaciales y de misiles balísticos de la República Islámica.

“Esta campaña de ‘máximo engaño’ está en línea con un ejemplo vivo de la llamada política de ‘máxima presión’ de EE.UU. contra Irán. Es obvio que ninguna campaña de desprestigio, desinformación y engaño contra Irán puede cambiar la realidad de las acciones ilegales y políticas irresponsables de EE.UU.”, ha enfatizado.

Según Tajt Ravanchi, Irán ha anunciado repetidamente que ninguno de sus misiles balísticos está diseñado para portar ojivas nucleares y ha indicado que el párrafo 3 del anexo B de la resolución 2231 —que respalda el acuerdo nuclear firmado entre Irán y el Grupo 5+1 en 2015— no limita de ninguna manera las actividades del país persa con respecto a los misiles balísticos convencionales.

LEER MÁS: Zarif rechaza alegatos de EEUU sobre programa de misiles de Irán

Esta campaña de ‘máximo engaño’ está en línea con un ejemplo vivo de la llamada política de ‘máxima presión’ de EE.UU. contra Irán. Es obvio que ninguna campaña de desprestigio, desinformación y engaño contra Irán puede cambiar la realidad de las acciones ilegales y políticas irresponsables de EE.UU.”, subraya el embajador de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Mayid Tajt Ravanchi.

El representante de Irán así ha rechazado categóricamente los intentos desesperados de Washington por “la interpretación arbitraria” del párrafo 3 del anexo B de la referida resolución. “No hay referencia implícita o explícita en ese párrafo ni al propio Régimen de Control de Tecnología de Misiles ni a sus definiciones y, por lo tanto, cualquier referencia al mismo es totalmente engañosa”, ha dejado claro.

También se ha referido a la retirada “ilegal” de EE.UU. del acuerdo nuclear — de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)— y sus políticas y prácticas posteriores en violación de la resolución 2231, señalando que el llamado de Washington a “volver a imponer las restricciones contenidas en la resolución 1929 (2010) del Consejo de Seguridad, que es una resolución terminada y, de hecho, muerta, es irónico”.

“Cuando EE.UU., miembro permanente del Consejo de Seguridad, decide desafiar las resoluciones del Consejo repetidamente sin consecuencias, socava seriamente la credibilidad fundamental del Consejo” que ya enfrenta un severo déficit de confianza debido a las políticas tan irresponsables de Washington, ha añadido.

Tajt Ravanchi ha recalcado que en lugar de realizar acusaciones infundadas contra Irán, EE.UU. debe dejar de exportar cantidades sin precedentes de armamento a Oriente Medio, armas que son utilizadas por sus aliados más cercanos para la matanza y la destrucción en Yemen.

Irán “está decidido a continuar resueltamente sus actividades relacionadas con los misiles balísticos y los vehículos de lanzamiento espacial, que son sus arbitrios inherentes al derecho internacional y son necesarios para garantizar su seguridad y sus intereses socioeconómicos”, ha reafirmado.

LEER MÁS: Líder: Nadie puede privar a Irán de su capacidad misilística

ftn/ctl/mkh

Comentarios