• Zelaia: Washington y Londres buscan pretextos para agredir a Irán
Publicada: domingo, 16 de junio de 2019 2:13

EE.UU. busca un pretexto para atacar a Irán y, por eso, lanza acusaciones falsas contra el país persa sobre los incidentes en el mar de Omán, dice un analista.

Desde la comunidad autónoma española País Vasco, el presidente de Ekai Center, Adrian Zelaia, ha comentado este sábado las declaraciones del canciller británico, Jeremy Hunt, en las que consideró “casi con certeza” que la República Islámica de Irán estaba detrás de los ataques contra dos petroleros en el mar de Omán.

“Eso no nos sorprende, que el Reino Unido sea el único gobierno que se ha atrevido a respaldar las acusaciones absolutamente infundadas de EE.UU., en las que aparece un caso más de la bandera falsa que pretende buscar una justificación más para agredir a Irán”, ha señalado Zelaia a la cadena HispanTV.

LEER MÁS: Irán convoca al embajador británico por acusaciones sobre buques

Bajo estas mismas acusaciones, añade el experto, Washington y Londres han lanzado intervenciones en varios partes del mundo, la más evidente de ellas, la invasión militar contra Irak en 2003, precisa Zelaia.

“Recordamos el protagonismo que ya es perfectamente conocido del Reino Unido en el impulso del terrorismo takfirí en el Oriente Medio, asimismo, el protagonismo que tuvo este país en la fabricación de una serie de supuestos argumentos que permitieron justificar la invasión a Irak por parte de EE.UU. y sus aliados”, ha agregado.

Eso no nos sorprende, que el Reino Unido sea el único gobierno que se ha atrevido a respaldar las acusaciones absolutamente infundadas de EE.UU., en las que aparece un caso más de la bandera falsa que pretende buscar una justificación más para agredir a Irán”, dice el analista Adrian Zelaia.

 

El analista ha destacado también que la directa y permanente complicidad geopolítica que existe en los últimos tiempos entre EE.UU. y el Reino Unido en diversos asuntos, ha provocado que estos dos países adopten medidas que amparan sus intereses hegemónicos y de la élite financiera que controla el Occidente.

El pasado jueves, dos buques cisterna resultaron dañados por presuntos ataques en el mar de Omán; sin embargo, mientras la Armada iraní rescataba a la tripulación de ambos navíos, el Gobierno de EE.UU., presidido por Donald Trump, acusaba a Teherán del incidente. Irán rechazó dicha acusación.

LEER MÁS: ‘EEUU e Israel, detrás de incendios en el mar de Omán’

Varios analistas y autoridades vinculan lo ocurrido a la “barrabasada” de EE.UU. en la región, ya que ocurrió en momentos en que un premier japonés visitaba el país persa en más de 40 años. “Los ataques reportados contra petroleros relacionados con Japón se han producido mientras el primer ministro nipón, Shinzo Abe, estaba reunido con (el Líder de la Revolución Islámica de Irán) el ayatolá (Seyed Ali) Jamenei para mantener conversaciones amplias y amistosas”, explicó el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, sobre lo que consideró un hecho sumamente “sospechoso”.

Fuente: HispanTV Noticias

myd/ncl/fmk/rba

Comentarios