• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, llega a un foro económico en Nueva Delhi, La India, 8 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 10 de febrero de 2019 10:35
Actualizada: domingo, 10 de febrero de 2019 11:34

El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, dice que la cumbre internacional convocada por EE.UU. contra Irán está condenada al fracaso.

“EE.UU. no ha alcanzado los previstos objetivos y metas en la cumbre (...) La cumbre de Varsovia está condenada al fracaso incluso antes de celebrarse”, ha indicado Zarif, citado hoy domingo por los medios locales, ante el evento antiraní a realizarse los días 13 y 14 de febrero en Varsovia, capital polaca.

Apoyando su argumento, el jefe de la Diplomacia persa ha señalado la marcha hacia atrás de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, en sus planes antiraníes en la cita, a la que no fueron invitadas las autoridades de la República Islámica.

“Los estadounidenses se han esforzado mucho para celebrar una cumbre contra Irán, pero han retrocedido y anunciaron que Irán ya no es el tema que será discutido en la reunión”, ha añadido el alto funcionario, quien ha barajado la posibilidad de que la cumbre no se desarrolle tal y como deseaba Washington.

Ante la ola de críticas y avisos de la ausencia de diferentes países en la cita, el embajador estadounidense en funciones ante las Naciones Unidas, Jonathan Cohen, informó el pasado 22 de enero que el evento no se centrará en Irán. La declaracion parece ser más un intento desesperado de Washington para salvar la cumbre.

EE.UU. no ha alcanzado los previstos objetivos y metas en la cumbre (...) La cumbre de Varsovia está condenado al fracaso incluso antes de celebrarse”, ha indicado el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, ante el evento antiraní a realizarse los días 13 y 14 de febrero en Varsovia, capital polaca.

 

En tal sentido, Zarif ha aseverado que a Washington no le había quedado otra opción que alejarse de su postura antiraní y suavizar el ambiente para cambiar el rumbo de los movimientos creados en su contra.

Analistas israelíes también comparten el mismo punto de vista de Zarif y lamentan la falta de claridad sobre las metas que se espera conseguir en la conferencia global, centrada en el Oriente Medio e Irán, y convocada el pasado 11 de enero por el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

Dos días después, la Cancillería de Irán convocó al encargado de negocios polaco en Teherán, Wojciech Unolt, y pidió que Polonia se abstenga de colaborar con Washington en la celebración de esta conferencia antiraní.

Teherán enfatiza que la respuesta de Irán a esta acción hostil sería “muy seria y sin ningún tipo de apaciguamiento”, y advierte que Polonia deberá aceptar su responsabilidad por las consecuencias de alojar esta conferencia en contra de un Estado independiente.

ask/ctl/krd/hnb

Comentarios