• El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, habla en una entrevista con la cadena china Phoenix, emitida el 28 de diciembre.
Publicada: sábado, 29 de diciembre de 2018 11:27

La presencia militar de EE.UU. en el Golfo Pérsico no constituye una amenaza para Irán, que es capaz de defenderse, pero tensa la zona, dice el canciller iraní.

“La presencia del portaviones de EE.UU. en aguas del Golfo Pérsico no tiene ningún resultado positivo y sólo crea tensión y caos. Siempre que los estadounidenses aumentaron su presencia en el Golfo Pérsico, eso provocó riesgos para los países ribereños de este golfo”, señaló el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

En una entrevista con la cadena china de televisión Phoenix, trasmitida el viernes, el jefe de la Diplomacia iraní subrayó que el poder defensivo de la República Islámica de Irán descarta la posibilidad de agresiones de EE.UU. o otros enemigos contra el país persa.

Irán es un país poderoso y es capaz de defender sus intereses, pero es la región la que puede resultar perjudicada por la presencia estadounidense. Dudo que EE.UU. tenga condiciones para poder amenazar a Irán”, aseguró Zarif.

Haciendo oídos sordos a las protestas de la República Islámica de Irán sobre su presencia ilegal en aguas del Golfo Pérsico, un grupo naval de la Armada de EE.UU., encabezado por el portaviones USS John C. Stennis, se adentró el 21 de diciembre en la zona.

La presencia del portaviones de EE.UU. en aguas del Golfo Pérsico no tiene ningún resultado positivo y sólo crea tensión y caos. Siempre que los estadounidenses aumentaron su presencia en el Golfo Pérsico, eso provocó riesgos para los países ribereños de este golfo”, señaló el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

 

Se trata de la primera operación de este tipo por parte de la Armada estadounidense en la citada área, en los últimos ocho meses, que es de hecho el período más largo que Washington ha pasado sin un portaviones en el Golfo Pérsico en las últimas dos décadas.

Unos treinta barcos iraníes, pertenecientes al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), monitorearon el escuadrón naval de EE.UU. y enviaron un dron para filmar el portaviones de propulsión nuclear.

El portavoz del CGRI, el general de brigada Ramezan Sharif, dijo el lunes que durante los últimos diez meses se ha redoblado la seguridad en el Golfo Pérsico y el mar de Omán por ausencia de la embarcación estadounidense.

La República Islámica ya ha dicho que las fuerzas iraníes vigilan de cerca todos los movimientos de los buques de guerra regionales y ajenos a la zona que se aproximan al Golfo Pérsico, donde, conforme a las autoridades persas, reina la seguridad gracias al proceder de Irán.

mnz/ktg/hnb/msf

Comentarios