• Yemeníes desplazados en la provincia de Hajjah, noroeste del país, 1 de septiembre de 2018. (Foto: AFP).
Publicada: martes, 6 de noviembre de 2018 1:45
Actualizada: martes, 6 de noviembre de 2018 19:30

Irán expresa su honda preocupación por los crímenes de Arabia Saudí en Yemen y llama al cese inmediato de las agresiones de Riad contra los civiles yemeníes.

Así lo ha manifestado este lunes la representación iraní en el 31.o período de sesiones del grupo de trabajo del Examen Periódico Universal (EPU) –un mecanismo del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)–. 

La misión diplomática iraní también ha denunciado que Arabia Saudí comete crímenes de guerra y graves violaciones del derecho internacional humanitario en Yemen.

A continuación, ha llamado a Riad a adoptar medidas que faciliten el acceso, sin límites, de los civiles a las ayudas humanitarias, y ha considerado imperante que se respete el derecho de la nación yemení a determinar su futuro.

En este contexto, ha exigido al Gobierno de los Al Saud a adherirse al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR, por sus siglas en inglés) y al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y ponerlos en práctica. Además, ha pedido el fin de los apoyos financieros de Riad a los grupos terroristas para así prevenir la promoción de la ideología takfirí.

 

En la reunión, celebrada en Ginebra (Suiza), también han participado el jefe de la Comisión de Derechos Humanos de Arabia Saudí y una delegación de este país, así como varios representantes de gobiernos y organizaciones internacionales.

En otro momento del conclave, muchos representantes han criticado la falta de libertad de expresión y la violencia contra los periodistas en Arabia Saudí y han reclamado que se lleve a los tribunales a los responsables del asesinato del comunicador saudí Jamal Khashoggi.

Khashoggi, periodista crítico con los Al Saud, fue asesinado el 2 de octubre en el consulado saudí de Estambul (Turquía). Los saudíes negaron en un principio toda implicación en la desaparición del periodista, pero tras la fuerte presión internacional la Fiscalía saudí confirmó su muerte en una “pelea” en la sede consular, y días después anunció que el asesinato había sido premeditado.

Además, fuentes policiales turcas consideran que el periodista fue asesinado por orden directa del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, responsable también de la agresión a Yemen y del “secuestro” en 2017 del premier libanés, Saad Hariri.

fdd/ncl/lvs/hnb

Comentarios