• Soldados estadounidenses en la provincia de Al-Raqa, en el norte de Siria.
Publicada: miércoles, 25 de abril de 2018 1:31
Actualizada: miércoles, 25 de abril de 2018 2:39

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani, denunció el martes que la ‘ilegal’ presencia de las fuerzas extranjeras en Siria, en realidad, fortalece a los terroristas ya derrotados en el país árabe y complica aun más la situación.

“Algunos países con su presencia militar ilegal en Siria han complicado la situación de ese país y, en la práctica, fortalecen el frente derrotado del terrorismo takfirí”, denunció Shamjani en una reunión con el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev.

Shamjani, que se encuentran en Rusia para asistir al noveno encuentro internacional sobre seguridad que se celebrará en la ciudad rusa de Sochi los días 25 y 26 de abril, también subrayó el papel crucial de Moscú y de Teherán a la hora de acabar con la amenaza terrorista en Siria.

De acuerdo con el funcionario persa, los diálogos de paz para Siria en Astaná (capital kazaja) y en Sochi son una garantía para un alto al fuego duradero en las zonas de distensión y para acabar con la violencia y el derramamiento de sangre en territorio sirio.

Algunos países con su presencia militar ilegal en Siria han complicado la situación de ese país y, en la práctica, fortalecen el frente derrotado del terrorismo takfirí”, enfatiza el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani.

Reunión entre el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani, y el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, en Rusia, 24 de abril de 2018.

 

Señaló que siguen apoyando al Ejército y a las fuerzas de Siria para limpiar completamente ese país de terroristas y desarrollar iniciativas políticas que posibiliten el fin de la crisis de seguridad.

Asimismo criticó el ataque de EE.UU. y sus aliados del pasado 14 de abril a Siria so pretexto de un presunto ataque químico realizado por Damasco en la localidad siria de Duma (en la región de Guta Oriental), pues su verdadera intención era socavar el proceso político en curso para acabar con la crisis.

A su vez, Pátrushev expresó la disposición de su país para extender las relaciones con la República Islámica y calificó de exitosa la cooperación Teherán-Moscú en la lucha antiterrorista en Siria, confirmando que algunos países, entre ellos EE.UU., intentan sabotear esta cooperación.

ftn/hnb/nii/