• Sondeo: Designación de Sagasti calmará crisis política en Perú
Publicada: domingo, 22 de noviembre de 2020 2:09

La designación de Francisco Sagasti como nuevo presidente de Perú, apaciguará un poco la crisis política, pero el pueblo seguirá protestando contra la corrupción.

Es la opinión de la mayoría de los participantes de una encuesta en línea realizada esta semana por la cadena HispanTV a través de su página web, sobre si la crisis política en Perú se calmará tras la designación de Francisco Sagasti como presidente interino.

Un 48,3 por ciento de los participantes en dicho sondeo considera que, si bien el nombramiento de Sagasti calmará un poco la tensión, las protestas anticorrupción y contra el sistema político en el país continuarán.

Otro grupo, el 40,8 por ciento de los interrogados, manifiesta que la tensión en las calles no disminuirá hasta que se realicen nuevas elecciones presidenciales, transparentes y legítimas.

Finalmente, solo un 11 por ciento de los encuestados cree que los ánimos pueden calmarse solo si se elimina la inmunidad parlamentaria.

 

Recientemente, Perú fue escenario de consecutivas protestas. Miles de ciudadanos participaron en multitudinarias marchas tras la destitución del que fuera presidente Martín Vizcarra, al que sucedió, por breve tiempo, Manuel Merino.

Las protestas, en particular las registradas en las calles de Lima, capital peruana, fueron fuertemente reprimidas por la Policía; dos manifestantes perdieron la vida y decenas resultaron heridos debido a la violencia policial.

Merino renunció después de la dimisión de más de la mitad de su Gabinete y en el sexto día de manifestaciones contra su mandato el Congreso eligió al parlamentario Francisco Sagasti como nuevo presidente interino de Perú, el tercero que ocupa el cargo en una semana.

El miércoles, Sagasti designó a los ministros de su Gabinete, que estará encabezado por una abogada feminista, incluye además a dos excolaboradores del destituido Martín Vizcarra y a la primera mujer titular de Defensa.

Con su equipo de trabajo busca conciliar el pueblo con el sistema político manchado de corrupción. Sin embargo, en las calles siguen las manifestaciones de miles de peruanos que se mantienen vigilantes y exigen al Gobierno que atienda sus demandas.

lvs/ncl/rba