• Combatientes de las Brigadas Ezzedin al-Qassam, rama militar de HAMAS.
Publicada: viernes, 2 de octubre de 2015 15:31
Actualizada: viernes, 2 de octubre de 2015 15:52

El Movimiento de la Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) advierte de que la reciente operación punitiva en la ciudad de Nablus no será el último acto de represalia de los palestinos.

El portavoz de las Brigadas Ezzedin al-Qassam, rama militar de HAMAS, Abu Obeida, ha elogiado a través de un mensaje de Twitter la operación heroica realizada en la localidad cisjordana de Nablus que causó la muerte a un oficial de la reserva del ejército de ocupación y a su esposa.

"Recibimos con satisfacción este acto de heroísmo, que es una reacción natural a los crímenes de la ocupación israelí contra los palestinos en Al-Quds (Jerusalén) y en Cisjordania. La acción de anoche en Nablus no será la última, con la ayuda de Dios", ha subrayado.

Recibimos con satisfacción este acto de heroísmo, que es una reacción natural a los crímenes de la ocupación israelí contra los palestinos en Al-Quds (Jerusalén) y en Cisjordania. La acción de anoche en Nablus no será la última, con la ayuda de Dios", ha subrayado.

En la misma jornada del viernes, la División Abdul Qader Al-Huseini de las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa, rama militar del Movimiento Palestino de Liberación Nacional (Al-Fatah) ha reivindicado la autoría de la operación antisraelí en Nablus.

"Sobre la base del derecho a la resistencia de nuestro pueblo, nuestras fuerzas llevaron a cabo anoche una necesaria operación, en la que dispararon hacia el automóvil de colonos ocupantes que salían de la colonia Itamar, establecida en tierras palestinas al sur de Nablus. Nuestros hombres dispararon directamente hacia el vehículo, matando al colono y su pareja", ha anunciado el movimiento palestino.

"Advertimos al enemigo israelí para que no tome represalias contra la población civil, porque nuestros combatientes responderán a esas acciones, que son crímenes de guerra”, previene el grupo militar de Al-Fatah.

 Fuerzas de las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa, rama militar del Movimiento Palestino de Liberación Nacional (Al-Fatah).

 

Los combatientes de las facciones palestinas llevan a cabo este tipo de ataques en respuesta a los actos de violencia tanto de los militares como de los colonos israelíes.

Una palestina de 18 años, de nombre Hadil al-Hashlamon, perdió la vida el pasado viernes tras recibir varios disparos efectuados por las fuerzas del régimen israelí en un puesto militar instalado en la ciudad cisjordana de Al-Jalil (Hebrón). Los soldados pretenden que la joven los iba a apuñalar.

Este hecho se suma a numerosas agresiones de esta índole. El pasado mes de julio, colonos israelíes atacaron con cócteles molotov una casa palestina en la localidad de Kafr Duma, en Nablus.  En el ataque murió quemado vivo un bebé de 18 meses llamado Ali Saad Daubasha. Días después, el padre del niño, Saad, murió en el hospital de Soroka, y el 6 de septiembre murió también la madre del niño palestino a causa de las quemaduras.

mkh/mla/rba

Comentarios