• Nabil Abu Rudeine, portavoz del presidente palestino, Mahmud Abás.
Publicada: lunes, 11 de octubre de 2021 5:48
Actualizada: lunes, 11 de octubre de 2021 9:19

Palestina afirma que la ocupación israelí es “terrorismo” y advierte a Bennett que el pueblo palestino nunca renunciará a su derecho de tener un Estado soberano.

Nabil Abu Rudeine, portavoz del presidente palestino, Mahmud Abás, cargó el domingo contra el primer ministro israelí, Naftali Bennett, quien volvió a rechazar la creación de un Estado palestino por considerar que sería “un Estado de terror”.

El vocero palestino subrayó que “la ocupación es la esencia del terrorismo” y que las afirmaciones del premier israelí muestran la visión colonialista del régimen de Tel Aviv que se opone a la paz y la estabilidad, tal y como recoge la agencia oficial palestina de noticias, WAFA.

Dijo que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoce al Estado palestino con su capital, Al-Quds (Jerusalén). “El Estado palestino, con Al-Quds como su capital, es un Estado reconocido por los países del mundo y ha sido miembro observador de las Naciones Unidas desde el 29 de noviembre de 2012”, se lee en un comunicado emitido por Abu Rudeine.

Dejó claro que la formación de un Estado palestino independiente y soberano no necesita la aprobación o el rechazo de Bennett porque el pueblo palestino no renuncia a sus derechos y no cede a las presiones.

 

El portavoz de Abás avisó que la “verdadera paz” no se alcanzará hasta el fin de la ocupación y señaló que el presidente palestino había sostenido en su discurso en la ONU que el pueblo palestino seguirá comprometido con sus derechos y principios nacionales.

El régimen israelí se fundó tras la guerra árabe-israelí de 1948, apoyada por el Occidente. Más de 700 000 palestinos fueron expulsados de su patria en dicho conflicto, cuando Israel ocupó el 78 % del territorio palestino.

El régimen de ocupación procedió luego a apoderarse de más tierras, incluido el territorio palestino de Cisjordania, en otra guerra en 1967.

Sin embargo, la ONU, mediante la aprobación de varias resoluciones, que declaran al régimen de Israel como “potencia ocupante”, ha invalidado cualquier cambio de las fronteras definidas después de 1967.

ftm/ctl/fmk