• Trabajadores palestinos descargan el primer cargamento de vacunas Covid-19 en Gaza, Palestina, 17 de febrero de 2021. (Foto: Reuters)
Publicada: martes, 14 de septiembre de 2021 14:28
Actualizada: martes, 14 de septiembre de 2021 15:09

El Ministerio de Salud de la Franja de Gaza responsabiliza a Israel por la expiración de 50 000 dosis de vacunas contra la COVID-19 entregadas al enclave costero.

Mediante un comunicado emitido el lunes, el Ministerio de Salud de la Franja de Gaza declaró que las vacunas, recibidas el jueves, se habían desechado antes de llegar por culpa de las autoridades israelíes, quienes impidieron que el lote llegara a tiempo al sitiado enclave costero palestino y se lo mantuvieron en condiciones inapropiadas, según recogió el mismo lunes el sitio web de noticias Arab48.

“La ocupación israelí es responsable de la destrucción de esta cantidad necesaria de vacunas, debido a la obstrucción de su llegada a la hora requerida y dejándolas durante largas horas en condiciones inadecuadas de transporte y refrigeración”, se lee en la nota.

Las vacunas de una sola dosis, del tipo Sputnik Light de Rusia, habían ingresado el jueves a Gaza a través del cruce de Karem Abu-Salem que está bajo el control del régimen de Tel Aviv, pero las pruebas realizadas para garantizar la seguridad y calidad de las vacunas recibidas mostraron que todas habían expirado.

El Ministerio anunció, tal y como detalló el texto, que decidió destruir la referida cantidad de vacunas y enterrarla de acuerdo con el manual de procedimientos para la destrucción de bienes.

 

En junio, la Autoridad Nacional Palestina (ANP), presidida por Mahmud Abás, rechazó la cesión por Israel de hasta 1,4 millones de dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech ya que los fármacos estaban “a punto de caducar”.

Según las cifras proporcionadas en el portal de estadísticas mundiales Worldometer, hasta el momento, 372 108 palestinos han sido infectados por el coronavirus, causante de la COVID-19, y han muerto 3831 personas.

Esto mientras, Israel es de los pioneros en comenzar la vacunación general y el primero en el mundo en adoptar la campaña de vacunación con la tercera dosis, fiando en la inyección estadounidense producida por Pfizer y BioNTech. EE.UU. ha anunciado públicamente que los ciudadanos israelíes son su prioridad.

Palestina ha pedido en varias ocasiones a la comunidad internacional que ejerza presión sobre Israel, para que levante el bloqueo y que garantice el suministro constante de equipos médicos y kits de pruebas necesarios para combatir la pandemia.

Por otro lado, los grupos pro derechos humanos urgen al régimen israelí, como fuerza ocupante de Palestina, a compartir vacunas con los palestinos.

mmo/tmv/rba