• Agresión de las fuerzas israelíes deja más de 150 civiles heridos
Publicada: viernes, 23 de julio de 2021 18:05
Actualizada: sábado, 24 de julio de 2021 10:28

Al menos 150 palestinos, incluido un fotógrafo, han resultado heridos durante enfrentamientos con las fuerzas de la ocupación israelí en la Cisjordania ocupada.

Según informa la agencia palestina de noticias WAFA, se ha registrado este viernes duros enfrentamientos entre los palestinos y las fuerzas israelíes en diferentes lugares de la Cisjordania ocupada.

El ejército del régimen sionista ha reprimido las manifestaciones contra la construcción de nuevos asentamientos ilegales en la zona y causado la herida de 153 civiles palestinos en Yabal Sabih, en la localidad de Beita, al sur de la ciudad de Nablus, en la Cisjordania ocupada.

Ahmed Yibril, el jefe del Servicio Médico de Emergencia de la Media Luna Roja Palestina (MLRP) en Nablus, ha afirmado que 16 palestinos han recibido disparos mortales de las fuerzas de ocupación israelíes, uno de los cuales, conforme a informes, se encuentra en estado crítico.

Las fuerzas israelíes también han intervenido con balas plásticas a los manifestantes, causando 33 palestinos heridos, mientras que otros 87 han sufrido de asfixia tras inhalar gases lacrimógenos.

La localidad de Beita ha sido escenario de protestas contra los asentamientos israelíes en las alturas de Yabal Sabih durante los últimos dos meses. Como resultado de la resistencia popular de la población de esa zona, los colonos sionistas abandonaron un área ocupada el 8 de junio pero las viviendas prefabricadas aún permanecen en la zona.

 

Además de Beita, las aldeas de Kafr Qadum y Beit Dayan han sido este viernes escenario de choques.

Por su parte, Murad Shativi, un portavoz del Movimiento Palestino de Liberación Nacional (Al-Fatah), ha denunciado que las fuerzas israelíes atacaron con gases lacrimógenos y balas de plástico a los manifestantes palestinos en Kafr Qadum, que corearon consignas para condenar la agresión la agresión del régimen ocupante y los colonos israelíes en la Cisjordania ocupada.

De igual modo, Salim Abu Yaish, miembro del Comité de Defensa de la Tierra de Beit Dayan, ha precisado que siete personas han resultado heridas por balas de plástico, mientras gases lacrimógenos han dejado decenas de palestinos asfixiados.

Las protestas contra los asentamientos se producen cuando Israel ha intensificado sus actividades de construcción de colonias ilegales desafiando la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), que declara que el expansionismo israelí en Cisjordania y la ocupada Al-Quds constituye “una flagrante violación del derecho internacional”.

nkh/hnb