• HAMAS: Viaje de Netanyahu a Arabia Saudí es un insulto a musulmanes
Publicada: lunes, 23 de noviembre de 2020 18:43
Actualizada: martes, 24 de noviembre de 2020 10:04

Los grupos de Resistencia de Palestina rechazan la visita secreta del premier israelí a Arabia Saudí y la tildan de gran “insulto” a la comunidad islámica.

Los medios israelíes han revelado este lunes que el premier de ese régimen, Benjamín Netanyahu, viajó el domingo en secreto a la ciudad saudí de Neom, en la provincia noroccidental de Tabuk, donde mantuvo una reunión con el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, y el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

Aunque el ministro de Exteriores saudí, Faisal bin Farhan, ha negado tal visita, un asesor de Netanyahu ha corroborado la información de manera tácita, indicando que “Netanyahu está haciendo la paz”, según ha escrito Topaz Luk en un mensaje publicado en Twitter.

Como reacción, Sami Abu Zuhri, un miembro de alto rango del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) ha tildado de “peligroso” el citado encuentro y ha pedido a los gobernantes saudíes que “aclaren qué ocurrió, porque esto representa un insulto a los musulmanes y el derroche de los derechos palestinos”.

Por su parte, el movimiento de la Yihad Islámica Palestina ha advertido que la visita de Netanyahu al territorio saudí fomenta una agresión generalizada contra “el pueblo palestino, la comunidad islámica y todos los lugares sagrados de los musulmanes”.



Esta visita es una derrota política, también una traición a Al-Quds (Jerusalén), la Meca, Medina y la sagrada Mezquita Al-Aqsa”, reza un comunicado de la Yihad Islámica, que, además, resalta que esta medida anima a la ocupación israelí a continuar con sus políticas violentas contra el pueblo palestino.

La noticia sale a la luz cuatro días después de la reunión de Pompeo y Netanyahu en Al-Quds y dos días después de que el canciller saudí, el príncipe Faisal bin Farhan, afirmó que Riad defiende la normalización de los nexos entre los países árabes e Israel, y busca el apoyo del nuevo Gobierno de EE.UU. para su política en la región.

El régimen saudí, de este modo, podría seguir los pasos de algunos países como Baréin, los Estados Árabes Unidos (EAU) y Sudán, que han firmado recientemente acuerdos para establecer relaciones con Israel, bajo la mediación de EE.UU.

El diario israelí Yedioth Ahronoth reveló en septiembre que el príncipe heredero saudí fue desde el principio un “socio clave y secreto” en los acuerdos de normalización de las relaciones que se alcanzaron.

Un ejemplo del beneplácito de los Al Saud a la normalización de los nexos con Israel se hizo evidente cuando Riad, tras la rúbrica del pacto entre los EAU y el régimen de Tel Aviv, autorizó el paso por su espacio aéreo de aviones emiratíes con destino a los territorios ocupados por Israel.

myd/ctl/tqi/rba