• Presos palestinos en una celda de la cárcel israelí de Askelon.
Publicada: jueves, 19 de marzo de 2020 21:32

HAMAS advierte al régimen de Tel Aviv sobre la salud de los presos palestinos, en medio de preocupaciones por el avance del COVID-19 en las cárceles israelíes.

La alerta proviene en concreto de las Brigadas Ezzedin Al-Qassam, el brazo armado del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) que, a través de su portavoz Abu Obeida, ha calificado este jueves la “vida y la salud de los prisioneros palestinos como una línea roja”.

“El enemigo sionista debe liberar a los prisioneros de nuestro pueblo, ya que es incapaz de protegerlos y brindarles una vida digna que los proteja de epidemias y enfermedades, especialmente a los ancianos, enfermos, niños, mujeres y prisioneros administrativos”, subraya el mensaje de Abu Obeida, publicado en Telegram y recogido por la agencia palestina de noticias Alresalah.

El vocero palestino también deja claro que el liderazgo de la Resistencia palestina mantiene una sala conjunta en sesión permanente para evaluar la situación y consultar las medidas apropiadas con respecto al desarrollo del coronavirus en las prisiones israelíes en las que están recluidos los palestinos.

 

La preocupación de HAMAS aumenta después de que la Oficina de Información de Prisioneros Palestinos haya revelado la misma jornada que cuatro prisioneros están infectados con el COVID-19 dentro de la prisión israelí de Megido.

Por su parte, el portavoz del Centro de Estudios de los Prisioneros Palestinos (PPCS, por sus siglas en inglés), Riad al-Ashqar, alertó el miércoles de la grave condición de palestinos en las cárceles israelíes, y ha instado al régimen de Tel Aviv a liberar a los presos enfermos.

A su vez, el presidente de la Comisión de Asuntos de Prisioneros y Exprisioneros Palestinos, el general de división Qadri Abu Bakr, denunció que Israel envió un médico infectado con COVID-19 a una cárcel en los territorios ocupados con el propósito de propagar el coronavirus entre los prisioneros palestinos.

Más de 7000 palestinos están retenidos en las cárceles israelíes, entre ellos 180 menores de edad, 43 mujeres y 700 enfermos, entre estos últimos la mayoría padece enfermedades crónicas, conforme a cifras ofrecidas por la oenegé PPCS.

ncl/lvs/mjs

Comentarios