• El presidente de EE.UU., Donald Trump (izda.), y el premier israelí, Benjamín Netanyahu, en Washington, 27 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 28 de enero de 2020 2:32
Actualizada: martes, 28 de enero de 2020 13:19

El anuncio del llamado “acuerdo del siglo” es una huida hacia delante del presidente de EE.UU., Donald Trump, por crisis internas en el país norteamericano.

“El anuncio del plan del acuerdo del siglo por parte de (el presidente de EE.UU., Donald) Trump y (el premier israelí, Benjamín) Netanyahu, tiene como fin desviar la atención de la opinión pública de los problemas internos a los que están enfrentados ambos mandatarios”, indicó el lunes el premier de Palestina, Muhamad Shtayeh.

En declaraciones ofrecidas en una reunión del Gabinete palestino mantenida en Ramalá, sita en la ocupada Cisjordania, Shtayeh insistió en que la iniciativa busca salvar a Trump y Netanyahu del aislamiento y de la cárcel y no es un plan para lograr la paz en la región.

“Este plan busca liquidar la causa palestina. Nosotros lo rechazamos completamente y pedimos a la comunidad internacional que no sea parte de ello, ya que es contrario a las normativas internacionales y viola los derechos del pueblo palestino”, señaló.

 

El inquilino de la Casa Blanca presentará este martes el “acuerdo del siglo”;  un plan que, según alega Washington, busca resolver el conflicto palestino-israelí, pero en realidad pretende liquidar la causa palestina.

El Gobierno y los movimientos de Resistencia palestinos han asegurado que no dejarán que el Gobierno estadounidense oficialice la iniciativa proisraelí.

“Ese plan constituye un nuevo día de la Nakba (catástrofe) para los palestinos y es el resultado de la agresión común de Israel y EE.UU. contra Palestina”, dijo el portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), Fawzi Barhum.

Para muchos, las posibilidades de que el plan prospere son nulas. Sin embargo, el acuerdo parece estar directamente relacionado con la política interna del régimen de Tel Aviv y de Estados Unidos más que con los palestinos, y más concretamente con las tribulaciones que Netanyahu y Trump tienen con la justicia.

mnz/lvs/mrz/hnb

Comentarios