• Un gran valla publicitaria muestra al presidente de EE.UU., Donald Trump, y al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dándose la mano.
Publicada: lunes, 27 de enero de 2020 8:07
Actualizada: martes, 28 de enero de 2020 3:29

El llamado plan de paz del presidente de EE.UU., Donald Trump, tiene como objetivo ayudar a Benjamín Netanyahu a ganar las próximas elecciones de Israel.

El objetivo de Trump con su llamado “acuerdo del siglo” para el conflicto palestino-israelí “es impulsar la campaña electoral del primer ministro en funciones de Israel, Benjamín Netanyahu, para que gane los próximos comicios en los territorios palestinos ocupados, informó el domingo el diario estadounidense The New York Times en un artículo.

La publicación añade que “el hecho de que Trump haya planteado dicho acuerdo, en el que no han participado los palestinos, en vísperas de las elecciones israelíes, demuestra que no es en absoluto un plan de paz. Es una farsa de principio a fin”, aseguró Martin S. Indyk, quien hizo de enviado especial para las negociaciones israelo-palestinas durante el mandato del expresidente estadounidense Barack Obama.

El informe denunció que el mandatario estadounidense tiene previsto reunirse el martes con Netanyahu y Benny Gantz, líder de la oposición israelí, pero, sin embargo, no ha invitado a las partes palestinas para ponerlas al tanto del llamado pacto de paz.

 

Agrega que Trump, aun cuando los palestinos sufren agresiones diarias de las autoridades israelíes, se ha jactado de haber cerrado un acuerdo con el régimen de Tel Aviv.

El “acuerdo del siglo” puede acabar con la solución de dos Estados

Este plan de paz ha recibido críticas tanto por parte de los palestinos como por la comunidad internacional. Denuncian que el llamado “acuerdo del siglo” enterrará para siempre la solución de dos Estados para el conflicto palestino-israelí.

El plan de Trump niega el derecho al retorno de los refugiados palestinos, limita el acceso de los musulmanes palestinos a la Mezquita Al-Aqsa en Al-Quds (Jerusalén) y otorga a Israel la mayor parte de la fértil área C de la ocupada Cisjordania.

Las autoridades palestinas han dejado claro que cualquier solución parte del respeto de los derechos de su pueblo, incluida la formación de un Estado independiente.

mkh/nlr/nii

Comentarios