• Asentamientos ilegales israelíes en la zona C de Cisjordania.
Publicada: jueves, 26 de septiembre de 2019 17:53

El régimen de Israel anuncia la incautación de más tierras palestinas en el sur de la Cisjordania ocupada para la construcción de nuevos asentamientos ilegales.

Según ha informado la agencia palestina de noticias Wafa News, el régimen de Tel Aviv ha aprobado este jueves la confiscación de unos 150 000 kilómetros cuadrados (370 acres) de las tierras palestinas en la ciudad de Dura, ubicada a 11 kilómetros al suroeste de la ciudad de Al-Jalil (Hebrón).

Esas tierras están habitadas por cientos de familias palestinas, que han erigido varias estructuras agrícolas en ellas, agrega el informe, señalando que en partes de las tierras los palestinos han cultivado olivos y almendras.

La nueva medida de Israel se produce en línea con su política expansionista en los territorios ocupados palestinos, donde construyen de manera ilegal asentamientos judíos, en una flagrante violación del derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), y haciendo oídos sordos a la negativa internacional al respecto.

LEER MÁS: Unión Europea tacha de “ilegal” expansión israelí en Cisjordania

 

Un informe publicado el pasado mes de marzo por el diario israelí Haaretz reveló que el régimen de Tel Aviv ha emitido más de 1150 órdenes de confiscación de tierras palestinas en la ocupada Cisjordania desde el año 1967, tras la Guerra de los Seis Días.

A su vez, las autoridades palestinas han advertido en reiteradas ocasiones que Israel planea ocupar todo el territorio palestino en la ocupada Cisjordania a través de la confiscación de más tierras privadas en esta región.

El premier israelí, Benamín Netanyahu, ha anunciado a su vez su plan para anexar más tierras palestinas a ese régimen en Cisjordania, si logra formar nuevo ejecutivo, hecho que ahora parece poco probable por el fracaso que sufrió en las elecciones del pasado 17 de septiembre.

Esa declaración de Netanyahu ha vuelto a desatar una ola de condenas a nivel internacional, por parte de diferentes países y organismos internacionales. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha alertado a su vez que cualquier decisión de Israel para imponer sus leyes, jurisdicciones y administración en los territorios ocupados carece de todo efecto legal.

mnz/lvs/nlr/rba

Comentarios