• Una visión general del asentamiento de Amichai, en Cisjordania, 7 de septiembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 26 de diciembre de 2018 17:59

Israel ha aprobado este miércoles planes para construir unas 2200 viviendas en la ocupada Cisjordania, denuncia la onegé israelí Peace Now (Paz Ahora).

Paz Ahora ha informado mediante un comunicado de que entre ayer martes y hoy miércoles se han aprobado planes de construcción de 2191 viviendas en la región oriental de Palestina, algunas en colonias aisladas, “en el caso de la hipotética creación de un Estado palestino”.

Más de 1150 viviendas han obtenido un acuerdo definitivo antes de publicarse los permisos, mientras que otras 1032 solo han pasado la primera fase de los trámites de autorización.

La asociación añade en el comunicado que el primer ministro Benjamín Netanyahu quiere sacrificar los intereses del régimen israelí a su propio beneficio electoral ofreciendo a los colonos instalados en Cisjordania un regalo para reforzar a su favor los votos de extrema derecha.

El lunes 24 de diciembre, la crisis política que atravesaba el gabinete de Netanyahu se profundizó hasta el punto de llevar a la coalición que gobierna Israel a anunciar elecciones anticipadas.

El adelanto electoral se fue haciendo cada vez más probable en noviembre tras la renuncia del ministro de asuntos militares Avigdor Lieberman y la posterior retirada de la coalición gobernante de los partidos Yisrael Beitenu —que lidera Lieberman— y Hogar Judío.

Las colonias de Cisjordania son consideradas ilegales por la comunidad internacional, gran parte de la cual las ve como uno de los principales obstáculos para la paz.

 

Alrededor de 600 000 colonos israelíes viven en más de 230 asentamientos ilegales construidos en los territorios palestinos ocupados desde 1967, incluida la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) y Cisjordania.

La ampliación de los asentamientos israelíes en territorio reconocido a nivel mundial como sometido a ocupación ilegítima ha sido rechazada por la Unión Europea (UE) y el Reino Unido, entre otros, mientras el Gobierno palestino ha denunciado que la reciente declaración de Estados Unidos de Al-Quds como “capital” israelí alienta actos ilegales por parte de Israel.

Todas estas medidas contradicen la resolución aprobada en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) en diciembre de 2016, que insta a Israel al “cese inmediato y completo de todas las actividades de asentamiento en los territorios palestinos ocupados”.

alg/mla/tmv/mjs

Comentarios