• El dirigente del partido azul-blanco israelí, Benny Gantz, ofrece una rueda de prensa en Tel Aviv, 20 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 20 de noviembre de 2019 19:19

El dirigente del partido azul-blanco israelí, Benny Gantz, dice que no pudo formar un ejecutivo, como le había pedido el presidente del régimen de Tel Aviv.

“El jefe del partido ‘azul-blanco’ Benny Gantz se comunicó con el presidente Reuven Rivlin para decirle que era incapaz” de formar ejecutivo, ha informado este miércoles la formación política en el día en que vencía el plazo legal de ese objetivo.

Hora antes, el exministro israelí de asuntos militares Avigdor Lieberman había rechazado formar alianza con Gantz o con el primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, obligando así al régimen a convocar su tercera elección en un año. Lieberman ha subrayado que no puede apoyar una coalición apoyada directa o indirectamente por la Lista Unida árabe.

El 21 de octubre, luego de que Netanyahu no logró una coalición de cara a la creación de un ejecutivo, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, encargó al antiguo jefe del estado mayor del ejército Gantz que, en un plazo de 28 días, formara un ejecutivo de minorías.

Gantz y Netanyahu mantuvieron el martes un último encuentro en el que no llegaron a un acuerdo y se responsabilizaron mutuamente del fracaso. El primer ministro en funciones israelí acusó a Gantz de no aceptar el plan del presidente de que, Netanyahu, sería el primero en la rotación para el cargo.

El jefe del partido ‘azul-blanco’ Benny Gantz se comunicó con el presidente Reuven Rivlin para decirle que era incapaz” de formar ejecutivo”, ha informado la formación política en el día en que vencía el plazo legal para lograrlo.

Sin embargo, Gantz dijo que Netanyahu estaría decidido a ir a nuevas elecciones, ya que sus abogados se lo han sugerido. El pasado abril, Netanyahu, tampoco pudo solidificar una alianza para un formar ejecutivo.

Israel parece acercarse a unas terceras elecciones en menos de un año, ya que, con el fracaso admitido por Gantz para formar una coalición, se abre un plazo de 21 días durante los cuales un diputado del parlamento podría optar por conseguir el apoyo de una mayoría para intentar crear ejecutivo, o el parlamento puede votar su disolución lo que llevaría directamente a nuevos comicios.

En las elecciones de septiembre, el partido de Gantz fue el más votado con un 25,93 por ciento y 33 de los 120 escaños en el parlamento del régimen israelí, por delante del Likud de Netanyahu (25,09 y 31 escaños). De este modo, ningún partido logró por su cuenta la mayoría necesaria de 61 escaños.

Varias de las medidas que adoptó Netanyahu no le ayudaron a ganar las elecciones, entre ellas su promesa de extender el control de Israel sobre el Valle del Jordán —territorio palestino de la Cisjordania ocupada—en caso de que hubiese sido reelegido en los comicios legislativos de septiembre.

mkh/ncl/rba

Comentarios