• Netanyahu reconoce su fracaso en formar ejecutivo por segunda vez
Publicada: lunes, 21 de octubre de 2019 22:09
Actualizada: martes, 22 de octubre de 2019 3:25

El premier israelí, Benjamín Netanyahu, admite que no ha podido formar una coalición en los territorios ocupados y delega la tarea a su rival Gantz.

“El presidente (de Israel, Reuven) Rivlin recibió el lunes el anuncio del primer ministro y diputado Benjamín Netanyahu de que devuelve el mandato para formar gobierno porque no ha podido hacerlo”, ha informado la oficina de la presidencia del régimen israelí a través de un comunicado.

Según la nota, Netanyahu, al fracasar en formar una coalición de gobierno tras casi cuatro semanas de esfuerzos, ha devuelto la responsabilidad a Rivlin quien encargará formar un nuevo ejecutivo al antiguo jefe del estado mayor del ejército Benny Gantz, que lidera el partido Azul y Blanco (Kahol Lavan) y tendrá un plazo de 28 días para conseguir la meta.

El partido Azul y Blanco de Gantz, por su parte, ha destacado en un comunicado su disposición para formar una coalición en el parlamento del régimen de Tel Aviv.

Gantz no ha establecido un camino claro hacia la mayoría, pues por el momento no tiene los apoyos suficientes al respecto por lo que tiene pocas probabilidades de formar un ejecutivo. Si fracasa también sus esfuerzos para formar una coalición en los territorios ocupados palestinos, Israel se vería abocado a unas terceras elecciones en un año. Ya se celebraron unas el pasado 9 de abril y el 17 de septiembre.

El presidente (de Israel, Reuven) Rivlin recibió hoy lunes el anuncio del primer ministro y diputado Benjamín Netanyahu de que devuelve el mandato para formar gobierno porque no ha podido hacerlo”, ha informado la oficina de la presidencia israelí a través de un comunicado.

 

El reciente intento fallido de Netanyahu, líder del partido Likud, supone su segundo fracaso para formar ejecutivo, tras el del pasado mayo, cuya falta de apoyos le llevó a volver a convocar elecciones poco más de cuatro meses después de las anteriores generales.

En las elecciones de septiembre, el partido Azul y Blanco de Gantz fue el más votado con un 25,93 por ciento y 33 de los 120 escaños en el parlamento del régimen israelí, por delante del Likud de Netanyahu (25,09 y 31 escaños). De este modo, ningún partido logró por su cuenta la mayoría necesaria de 61 escaños.

LEER MÁS: Netanyahu y Gantz, empatados a punto de terminar recuento de votos

Varias medidas que adoptó Netanyahu no le ayudaron al premier para ganar las elecciones, entre ellas su promesa de extender el control de Israel sobre el Valle del Jordán —territorio palestino de la Cisjordania ocupada—en caso de que sea reelegido en los comicios legislativos de septiembre.

LEER MÁS: Trump apoya desde Japón intentos de Netanyahu para formar gabinete

mtk/rha/myd/alg

Comentarios