• El primer ministro israelí, Benyamín Netanyahu, en su despacho en Al-Quds (Jerusalén), 5 de septiembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 12 de septiembre de 2018 8:44
Actualizada: miércoles, 12 de septiembre de 2018 18:25

Israel celebra la decisión de EE.UU. de cerrar sede de OLP en Washington, mientras en Palestina se baraja la posibilidad de cortar lazos entre Abás y Trump.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, elogió la “correcta” decisión de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, de cerrar la misión diplomática de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en Washington, la capital estadounidense.

“EE.UU. adoptó una decisión correcta (…) Israel apoya semejantes medidas que dejan claro a los palestinos que negarse a las negociaciones y atacar Israel en los foros internacionales no conllevarán la paz”, indicó Netanyahu en un comunicado emitido el martes.

El exembajador israelí en Washington, Michael Oren, también elogió la medida del presidente republicano estadounidense que “obliga” a los palestinos a “pagar un precio” por no sentarse en la mesa de diálogos con Israel.

EE.UU. adoptó una decisión correcta (…) Israel apoya semejantes medidas que dejan claro a los palestinos que negarse a las negociaciones y atacar Israel en los foros internacionales no conllevarán la paz”, indicó el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu

 

Los altos cargos de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), por su parte, afirman que el presidente palestino, Mahmud Abás, está sopesando cortar lazos con Trump, al que describieron “enemigo de la nación palestina y de la paz”, según citó el martes el canal 10 israelí.

Entre las medidas antipalestinas de Trump, los funcionarios palestinos recordaron la retirada de todo el presupuesto destinado a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés).

Trump ha endurecido la postura de Washington hacia los palestinos mientras que ha aumentado de manera significativa su apoyo a Israel adoptando controversiales medidas que dañan a los intereses de los palestinos.

La más notoria de estas medidas fue el traslado de la embajada de EE.UU. de Tel Aviv a la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) y el reconocimiento de esta última como la “capital” israelí, decisión que levantó fuertes críticas y protestas tanto por parte de los palestinos como de la comunidad internacional.

ask/ktg/msf

Comentarios