• Un bebé palestino en el Hospital Oftalmológico San Juan, en Al-Quds (Jerusalén).
Publicada: sábado, 8 de septiembre de 2018 18:29

EE.UU. contempla cortar sus aportaciones millonarias a hospitales palestinos e invertir los fondos en “otras prioridades”, revela un funcionario estadounidense.

Un funcionario del Departamentos de Estado estadounidense citado este sábado por el diario israelí Haaretz ha revelado que la Administración del republicano Donald Trump ha decidido a cortar todas las aportaciones de Washington a hospitales palestinos ubicados en Al-Quds (Jerusalén) e “invertir” los fondos en “otras prioridades”.

La decisión, adelantó el informante, forma parte de una estrategia global contra la población palestina.

Haaretz recuerda que los hospitales palestinos iban a recibir más de 20 millones de dólares, en virtud del presupuesto de ayuda exterior aprobado por el Congreso estadounidense para este año, pero al parecer no van a recibir ni un dólar de los fondos asignados.

El diario advierte asimismo de que la medida antipalestina afectará negativamente a al menos cinco hospitales de Al-Quds, incluido el Hospital Oftalmológico San Juan, que se encuentra entre los hospitales respaldados por influyentes grupos cristianos de EE.UU.

Los intentos de estos grupos cristianos por conseguir la aprobación del presupuesto, no obstante, no han llegado a influir en la decisión del inquilino de la Casa Blanca, apunta Haaretz.

 

Dave Harden, exresponsable de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por su acrónimo del inglés) en Cisjordania, advirtió el viernes por su parte de que el corte de la financiación paralizará el hospital Augusta Victoria.

Este, al igual que otros, no solo presta atención médica a los habitantes palestinos de Al-Quds, sino también a los residentes del resto de Cisjordania y de la asediada Franja de Gaza.

La decisión se divulga poco después de que Estados Unidos anunciara el corte de todos sus fondos a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés), una medida que ha suscitado condenas a nivel internacional.

Esta medida, han resaltado numerosos expertos, afectará a los servicios que presta la UNRWA a millones de personas, en el marco de un plan que podría buscar quitar a la mayoría de los palestinos el derecho al retorno a su patria.

ask/mla/snz/rba

Comentarios