• --
Publicada: martes, 19 de marzo de 2013 18:23
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 13:42

Nuevas evidencias recientemente dadas a conocer por medios de comunicación revelan que los servicios de inteligencia de Estados Unidos y el Reino Unido, antes de comenzar la guerra con Irak, ya estaban al tanto de que el régimen de Sadam Husein no poseía armas de destrucción masiva. Esta noticia fue divulgada el lunes por la cadena británica de noticias BBC, según la cual queda claro que el Servicio de Inteligencia Secreto del Reino Unido (conocido como MI6) y la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) sabían que Irak no tenía armas de destrucción masiva y aún así prefirieron engañar a la opinión pública diciendo justo lo contrario. Antes del comienzo de la guerra en 2003, el ex primer ministro británico Tony Blair compareció ante el Parlamento y afirmó que los datos de inteligencia mostraban que el programa de armas nucleares, químicas y biológicas iraquí se encontraba operativo y en expansión. Justo al contrario, el informe detalla que el entonces ministro de Asuntos Exteriores de Sadam Husein, Naji Sabri, contactó con el jefe de CIA en París (Francia), Bill Murray, para asegurarle que su país “no tenía prácticamente nada” de armas de destrucción masiva. Al igual que la CIA, el MI6 también tuvo sus razones para estar bien seguro de que Irak estaba prácticamente limpio de las mencionadas armas ilegales, ya que unos tres meses antes del inicio de la acción bélica contra el país árabe, un agente del MI6 se reunió con el jefe de la Inteligencia iraquí, Tahir Jalil Habbush Al-Tikriti, que le dio garantías de que su país no albergaba ese tipo de armamento. Además, Lord Butler, que estuvo al frente de una comisión nombrada por el Gobierno británico encargada de analizar los informes secretos sobre Irak, informó de que nunca le pusieron al tanto del tema de Sabri. La guerra de Irak comenzó el 20 de marzo de 2003 y finalizó el 18 de diciembre de 2011, después de que Estados Unidos, con el apoyo del Reino Unido y otros países occidentales invadiera el país bajo la justificación de que el régimen de Sadam Husein tenía armas de destrucción masiva, pero el único resultado que tuvo la invasión fue la muerte de cientos de miles de civiles. mrk/aa/
Comentarios