• Insurgentes iraquíes irrumpió violentamente en el Consulado General de Irán en la ciudad de Karbala, centro de Irak, 9 de mayo de 2021.
Publicada: martes, 11 de mayo de 2021 10:19
Actualizada: martes, 11 de mayo de 2021 13:06

El movimiento Hezbolá de Irak desvela el papel del Reino Unido en los recientes incidentes frente al consulado general de Irán en Karbala, centro de Irak.

En un comunicado publicado este martes en el sitio web de la cadena de televisión local Al-Ahad, el Movimiento de Resistencia Islámica de Irak (Kataeb Hezbolá) ha aseverado que este “complot”, registrado el domingo, se tramó en las embajadas del Reino Unido en Bagdad y Beirut, capitales de Irak y El Líbano, respectivamente.

Al respecto, ha dejado claro que los jóvenes valientes iraquíes están dispuestos a enfrentarse con todos los que buscan la sedición y el sabotaje en las provincias centrales y sureñas del país, y los enemigos deben saber que “no estamos ignorantes ante lo que están haciendo”.

Hezbolá iraquí precisa que los hechos de Karbala también son el resultado de enfrentamientos y rivalidades entre grupos conspiradores y traidores que buscan explotar el derramamiento de sangre de los jóvenes para sus nefastos propósitos, porque ya bien saben que sus partidos favoritos no son capaces de cambiar la ecuación de las próximas elecciones del país mesopotámico.

 

El domingo, una turba de insurgentes iraquíes irrumpió violentamente en el Consulado General de Irán en la ciudad de Karbala (centro de Irak) y prendió fuego a las entradas de acceso de las instalaciones consulares.

Los manifestantes provocaron estos desperfectos en la representación diplomática persa en el contexto de los disturbios registrados tras el funeral de un activista iraquí asesinado recientemente.

La Cancillería de Irán expresó el lunes su protesta por lo ocurrido al embajador iraquí en Teherán, la capital persa.

El 3 de noviembre de 2019, grupos violentos atacaron el consulado iraní en la ciudad santa de Karbala, que, al no poder acceder a la sede diplomática, debido a la protección policial, intentaron prenderle fuego. Dichos disturbios provocaron aplausos silenciosos desde EE.UU. e Israel.

En el mismo mes, un grupo de alborotadores incendió el consulado iraní en Nayaf, ciudad situada en el sur de Irak. El personal iraní fue evacuado sin sufrir daños antes de que el edificio diplomático fuera presa de las llamas.

Estos ataques se enmarcaron en las protestas que registró Irak desde los primeros días de octubre de 2019, cuando empezaron como un simple conato, pero que volvieron a reanudarse debido a la injerencia de países extranjeros, entre ellos EE.UU. y Arabia Saudí, tal y como indican los informes.

msm/ftn/mrg