• Helicópteros estadounidenses sobrevuelan la base militar de Al-Tayi, cerca de Bagdad, capital iraquí.
Publicada: martes, 8 de septiembre de 2020 1:22

Varios ataques con misiles y explosivos impactaron el lunes dos convoyes y una base militar de Estados Unidos en Irak, provocando serios daños.

Uno de los convoyes fue atacado con bombas y explosivos, cuando se encontraba en una carretera en la región Al-Shole, en Bagdad, la capital iraquí, según informaron medios locales.

Una segunda caravana militar estadounidense, compuesta por vehículos blindados y camiones llenos de armas y material logístico, fue blanco de explosivos a su paso por la región Yebla, en la provincia de Babil, al sur de Bagdad, reportó la cadena libanesa de televisión Al-Mayadeen.

Los medios iraquíes, a su vez, informaron del registro de un fuerte ataque con misiles contra la base de Al-Tayi, situada a unos 30 kilómetros al norte de Bagdad. El asalto provocó un masivo incendio en el recinto militar, en poder de las fuerzas estadounidenses.

Tras el ataque, los helicópteros estadounidenses realizaron vuelos de vigilancia sobre la base de Al-Tayi.

 

Las autoridades iraquíes denuncian que Washington está involucrado en distintos actos desestabilizadores, incluidos el apoyo a los terroristas y ataques a las posiciones de las fuerzas populares iraquíes que luchan contra el terrorismo.

Los sentimientos antiestadounidenses de los iraquíes por la violación de la soberanía de su país han ido in crescendo, pero la gota que colmó el vaso fue el asesinato del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, y del teniente general Qasem Soleimani, y del subcomandante de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, en un ataque selectivo de Estados Unidos, perpetrado el 3 de enero pasado en Bagdad, capital iraquí.

En medio de la indignación popular ante la presencia de las fuerzas invasoras estadounidenses, han sido atacados muchas veces los convoyes y las bases militares de la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe), liderada por Washington, así como la embajada estadounidense en Bagdad.

mnz/ncl/hnb