• Un soldado estadounidense camina en la base aérea Al-Qayyarah, en la provincia iraquí de Nínive, 26 de marzo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 30 de marzo de 2020 13:25
Actualizada: martes, 31 de marzo de 2020 15:36

Mientras el Pentágono se prepara para una nueva escalada de tensiones en Irak, se reporta el despliegue de más tropas de EE.UU. en la base iraquí Ain Al-Asad.

La agencia iraquí de noticias Almaalomah, citando a una fuente de seguridad, anunció el domingo que aviones con soldados y asesores militares de Estados Unidos han aterrizado en la base aérea Ain Al-Asad, en la provincia de Al-Anbar, en el oeste de Irak.

Según Almaalomah, Qusay al-Anbari, director de la oficina de la Organización Badr en la provincia de Al-Anbar, declaró que las tropas estadounidenses han evacuado algunas “unidades innecesarias” en las provincias de Al-Anbar y Kirkuk a fin de resguardarlas de ataques de represalia de los combatientes de la resistencia iraquí.

Las fuerzas estadounidenses no se han retirado de las bases militares en las dos provincias (de Al-Anbar y Kirkuk), sino que en su lugar se han trasladado a las bases Ain Al-Asad y Al-Qaim (cerca de la frontera con Siria)”, indicó Al-Anbari.

También expresó que las tropas estadounidenses han desplegado sistemas antimisiles Patriot para “proporcionar cobertura de seguridad para sus fuerzas”.

 

La semana pasada, el Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono) ordenó a sus comandantes atacar a las fuerzas populares en Irak, las cuales han amenazado con más acciones de represalia en contra de las tropas norteamericanas.

De acuerdo con las declaraciones del viernes de Yafar al-Huseini, portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak, conocido como Kataib Hezbolá, las fuerzas de la Resistencia han realizado simulacros militares para prepararse ante la amenaza enemiga y un posible conflicto con las fuerzas estadounidenses debido a nuevos complots tramados por EE.UU. en el territorio iraquí.

Desde hace meses en Irak, se han sucedido masivas protestas en contra de la presencia foránea en el país árabe, seguida de la ratificación parlamentaria que instaba a la salida total de las mismas después de que EE.UU. asesinó al comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani; al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (UMP o Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y a otros sus compañeros en un ataque a Bagdad, la capital.

nlr/ctl/rba