• Qais al-Jazali, líder del grupo Asaib Ahl Al-Haq, en una entrevista en Bagdad, capital de Irak, 28 de enero de 2019. (Foto: AP)
Publicada: lunes, 9 de diciembre de 2019 5:49
Actualizada: lunes, 9 de diciembre de 2019 9:33

Las fuerzas populares iraquíes se ríen de las sanciones financieras que les ha impuesto recientemente EE.UU. por presunta corrupción.

Deberían habernos hecho este honor hace mucho tiempo”, dijo el domingo Qais al-Jazali, una de las figuras sancionadas.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, anunció el viernes sanciones contra Al-Jazali, su hermano Laith y Husein Falil Aziz al-Lami, tres líderes del grupo Asaib Ahl Al-Haq, que forma parte de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), vinculadas con el Estado iraquí.

“Me da vergüenza. ¡Me llaman terrorista. Un terrorista global!”, dijo Al-Jazali, pero añadió con sarcasmo: “eso significa que el dinero que tenemos en los bancos estadounidenses se irá”.

El Tesoro norteamericano también informó de que habían sancionado al empresario iraquí Jamis Farhan Janjar Isawi presuntamente “por sobornar a funcionarios de Gobierno y participar en actividades corruptas a expensas del pueblo iraquí”.

También el partido de Janyar condenó la decisión y calificó de “ilógicas” las acusaciones de Washington.

LEER MÁS: EEUU busca controlar Irak sancionando a las fuerzas populares

 

 

“Nunca fue un funcionario, ni su partido formó parte del Gobierno”, señaló, invalidando así la acusación de corrupción.

Las nuevas sanciones también provocaron la crítica de varios parlamentarios iraquíes. El Movimiento Nacional de Sabiduría (Al-Hikma) tachó la medida de una injerencia en los asuntos de Irak. “Consideramos estos actos como una clara violación de la soberanía nacional y la injerencia en los asuntos internos de Irak”, comunicó.

La principal razón de la enemistad de EE.UU. con las fuerzas populares Al-Hashad Al-Shabi es la victoria de estas en su lucha contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

LEER MÁS: Fuerzas populares de Irak acaban con Daesh en la frontera saudí

El papel desempeñado por estas unidades fue tal que en noviembre de 2016 el Parlamento iraquí aprobó una ley que reconocía a las fuerzas populares Al-Hashad Al-Shabi, integradas por chiíes y suníes, como parte de las Fuerzas Armadas del país, colocándolas bajo el mando del primer ministro de Irak. 

alg/mkh/nii/