• Luque: Nuevo Gobierno podrá pacificar Irak al dedicarse al pueblo
Publicada: domingo, 1 de diciembre de 2019 18:25

El nuevo Gobierno iraquí debe tomar medidas para mejorar la vida del pueblo y neutralizar el caos provocado por EE.UU. y sus aliados, dice un analista.

La situación en Irak podrá reconducirse hacia la estabilidad “si el nuevo Ejecutivo es capaz de abordar con eficacia el tema de la corrupción y el tema de elevar y mejorar las condiciones de vida de la población, que son muy duras, fundamentalmente, por la situación del descontrol político y por la intervención de Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí en el Gobierno”, ha aseverado el analista internacional Eduardo Luque.

LEER MÁS: Irak, bajo las sucias manos de Washington y sus socios

En una entrevista concedida este domingo a HispanTV, el experto ha atribuido los incendios, los ataques a embajadas y este tipo de incidentes violentos a “la cuestión de la penetración de los servicios de inteligencia de EE.UU. y de otros países, que han fomentado esta situación de tensión de casi de criminalidad” en Irak, en medio de la protesta “natural y lógica” de la población para las demandas que tiene.

LEER MÁS: EEUU e Israel aplauden el ataque al consulado iraní en Irak

Luque ha destacado que el nivel de vida en Irak no ha conseguido levantarse desde el final de la ocupación norteamericana, en gran parte por las fuerzas occidentales que están allí intentando controlar y manipular la situación.

(La situación en Irak podrá reconducirse hacia la estabilidad) si el nuevo Ejecutivo es capaz de abordar con eficacia el tema de la corrupción y el tema de elevar y mejorar las condiciones de vida de la población, que son muy duras, fundamentalmente, por la situación del descontrol político y por la intervención de Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí en el Gobierno”, ha aseverado el analista internacional Eduardo Luque.

El analista ha aseverado que Irak es un país que tiene gran parte de los recursos y a la vez escasez de medios y, en este sentido, ha recordado que la nación árabe tiene impagada una “deuda externa provocada por la invasión norteamericana, que drena grandes recursos al propio país”.

Pese a estos retos, a su juicio, lo que el Gobierno iraquí debe hacer es adoptar medidas contra la corrupción y mejorar las condiciones de vida de su pueblo, a través de lo cual, podrá neutralizar los planes externos y a sus elementos en pro de la estabilidad del país.

El Parlamento de Irak ha aceptado este domingo la dimisión del Gobierno del primer ministro, Adel Abdul-Mahdi, y ha encargado al presidente de la nación, Barham Saleh, que designe un nuevo premier.

En un discurso pronunciado el sábado, el premier iraquí aclaró que su decisión de dimitir del cargo respondía a la petición realizada al respecto por el máximo clérigo chií del país, el ayatolá Seyed Ali Sistani, y también a la difícil situación en la que se halla sumido Irak en los últimos dos meses.

LEER MÁS: Hezbolá iraquí a EEUU, Israel y Riad: estén fuera de protestas o…

Las protestas en Irak empezaron a principios de octubre de forma pacífica y se tornaron violentas después de que vándalos y saboteadores infiltrados comenzaran a disparar contra la Policía y los indignados.

Las reformas aprobadas por el Gobierno iraquí y sus promesas para responder a las legítimas demandas de los manifestantes se han topado hasta ahora con la injerencia de ciertos países que, mediante sus agentes infiltrados, han logrado marginar las exigencias del pueblo iraquí y desviar el curso de las marchas.

tmv/anz/hnb

Comentarios