• El ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, asiste a una rueda de prensa en el Palacio del Elíseo en París, 14 de abril de 2018.
Publicada: sábado, 12 de mayo de 2018 0:13
Actualizada: sábado, 12 de mayo de 2018 2:32

Francia criticó a Estados Unidos por reanudar las sanciones contra las compañías extranjeras que comercian con Irán, y subrayó que Europa no tendrían que atenerse a las consecuencias de la salida unilateral de Washington del acuerdo nuclear multilateral con Teherán.

“Los europeos no deberían tener que pagar por la retirada de Estados Unidos de un acuerdo, al que ellos mismos contribuyeron”, dijo el jueves el canciller francés, Jean-Yves Le Drian, en alusión al pacto nuclear suscrito en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), del que salió Washington el martes.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció el martes que todas las sanciones aplicadas por Washington a Irán por el tema nuclear estarán nuevamente vigentes a partir del 4 de noviembre de 2018. Y la misma jornada, John Bolton, asesor de Seguridad Nacional estadounidense, fijó un plazo para la salida de empresas extranjeras del país persa, si no querían ser castigadas.

El jefe de la Diplomacia gala tachó de “inaceptable” esas condiciones, diciendo que Washington necesitaba negociar con sus aliados europeos sobre cualquier sanción que pudiera afectar a sus compañías.

“Creemos que la extraterritorialidad de sus medidas restrictivas es inaceptable”, sostuvo Le Drian en una entrevista exclusiva con el diario local Le Parisien.

Aseguró que los Estados europeos “harían todo lo posible para proteger los intereses de sus empresas” frente a las presiones y medidas unilaterales de Washington.

Los europeos no deberían tener que pagar por la retirada de Estados Unidos de un acuerdo, al que ellos mismos contribuyeron”, dijo el canciller francés, Jean-Yves Le Drian, en alusión al pacto nuclear con Irán.

 

Los comentarios de Le Drian pusieron de manifiesto la profundización de la disputa entre Washington y sus aliados europeos, que todos salieron en defensa del pacto nuclear y se comprometieron trabajar juntos para preservarlo tras la salida de EE.UU.

El miércoles, Benjamin Griveaux, portavoz del Ejecutivo francés, dijo que la Unión Europea (UE) estaba dispuesta a recurrir a la Organización Mundial del Comercio (OMC) para hacer frente a toda medida de Washington que perjudicase los intereses económicos del bloque.

La República Islámica de Irán, por su parte, ha advertido a sus socios europeos de que disponen de un “tiempo limitado” para preservar el acuerdo nuclear y prometer que Teherán seguirá resguardando sus intereses económicos.

ftm/ctl/hgn/mjs

Comentarios