• El edificio de la Unión Europea (UE) en Bruselas, capital belga.
Publicada: miércoles, 9 de mayo de 2018 15:19

La Unión Europea (UE) está dispuesta a recurrir a la Organización Mundial del Comercio (OMC) ante la retirada unilateral de EE.UU. del acuerdo nuclear multilateral con Irán, para hacer frente a toda medida de Washington que perjudique los intereses económicos del bloque, señala un portavoz del Gobierno francés.

Los Veintiocho se consultarán sobre las consecuencias económicas y comerciales de la salida de Washington del convenio nuclear de 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), ha afirmado este miércoles Benjamin Griveaux, portavoz del Ejecutivo galo.

“La Unión Europea está lista para desafiar en la OMC cualquier medida unilateral (de Estados Unidos) que perjudique los intereses de las empresas europeas y responder de manera proporcionada, de acuerdo con las reglas de esa organización internacional”, ha afirmado el funcionario en una rueda de prensa semanal.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció ayer martes la retirada estadounidense del acuerdo nuclear y el restablecimiento inmediato de sanciones económicas contra Teherán, acusando a éste de “apoyar el terrorismo” y de “desarrollar misiles balísticos con capacidad nuclear”, afirmaciones que Irán rechaza tajantemente.

El nuevo paquete de “sanciones económicas del más alto nivel” anunciado por Trump afecta sobre todo al sector petrolero iraní. El Departamento del Tesoro estadounidense ha comunicado que los países que compran crudo a Irán y deseen una exención deberán “reducir el volumen de compra de petróleo crudo de Irán durante un período de 180 días”, si no quieren ser castigados.

La Unión Europea está lista para desafiar en la OMC cualquier medida unilateral (de Estados Unidos) que perjudique los intereses de las empresas europeas y responder de manera proporcionada de acuerdo con las reglas de esa organización internacional”, afirma Benjamin Griveaux, portavoz del Ejecutivo francés, tras la retirada unilateral de EE.UU. del acuerdo nuclear multilateral con Irán.

 

Richard Grennell, el nuevo embajador de EE.UU. en Alemania, ha dicho a su vez que las empresas alemanas que trabajan con Irán deben detener sus operaciones ahora mismo, generando así una atmósfera de temor e incertidumbre entre los inversores extranjeros en el país persa.

Tanto Irán como el resto de las partes del convenio han condenado y lamentado la decisión de Trump, y han prometido seguir siendo parte del mismo, incluso sin EE.UU. La República Islámica ha dicho que respetará el trato siempre y cuando se garantice que sigue beneficiando sus intereses nacionales.

ftm/mla/mkh

Commentarios