• El presidente del Consejo Europeo (CE), Charles Michel, ofrece un discurso en el Foro Estratégico de Bled que se celebra en Eslovenia, 1 de septiembre de 2021.
Publicada: miércoles, 1 de septiembre de 2021 20:51
Actualizada: miércoles, 1 de septiembre de 2021 21:18

El presidente del Consejo Europeo (CE) considera que la crisis de Afganistán debe servir para que los europeos actúen con mayor autonomía respecto a EE.UU.

En mi opinión, no necesitamos otro acontecimiento geopolítico como este [en Afganistán] para comprender que la Unión Europea (UE) debe luchar por una mayor autonomía en la toma de decisiones”, ha señalado Charles Michel durante su intervención en el Foro Estratégico de Bled que se celebra en Eslovenia entre este miércoles y mañana jueves.

El alto funcionario europeo se refería, en concreto, a la dependencia del Ejército estadounidense para garantizar el funcionamiento del aeropuerto de Kabul (capital afgana) durante los vuelos de evacuación de los ciudadanos europeos, después de que los talibanes tomaron el poder en Afganistán.

“¿Puede Europa como economía global y poder democrático estar contenta con una situación donde somos incapaces de garantizar la evacuación de nuestros ciudadanos y aquéllos bajo amenaza porque nos han ayudado?”, se ha cuestionado el político belga.

 

Tras asegurar que la UE “tiene ciudadanos que proteger, intereses que defender” y que debe promover un orden internacional basado en “valores y normas” que se rigen en los países europeos, el máximo exponente del CE ha recalcado que desde Bruselas no se puede ignorar los acontecimientos estratégicos que suceden en el mundo.

La crisis de Afganistán, ha proseguido Michel, ofrece una clara demostración de que la influencia europea en el mundo “será nuestro mayor reto en los próximos años” y para lograr la deseada autonomía estratégica respecto a EE.UU., ha agregado, el bloque regional debe trabajar para reforzar su poderío económico.

Al respecto, ha precisado que el fortalecimiento económico implica reforzar el mercado interno y completar la Unión Bancaria y la Unión del Mercado de Capitales que puedan hacer sombra a las entidades homólogas estadounidenses, de modo que permitan a Bruselas conseguir una mayor independencia de la política exterior de Washington.   

El colapso de Afganistán ocurrió poco después de que comenzara la fase final de la retirada de las fuerzas de Estados Unidos, a la cabeza de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que invadió el país centroasiático en 2001, so pretexto de combatir a Talibán y dar respaldo técnico al Ejército afgano. Sin embargo, además de no cumplir su objetivo, la situación se ha agravado con la ola de desplazados afganos que buscan salir como sea del territorio nacional por temor a una nueva guerra civil.

krd/ncl/mkh