• El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, en la Cumbre del Grupo de Visegrado+Alemania en Eslovaquia, 7 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 17 de febrero de 2019 17:30
Actualizada: domingo, 17 de febrero de 2019 18:25

El premier polaco cancela un viaje a los territorios ocupados palestinos luego de que su par israelí acusara a Polonia de haber participado en el Holocausto.

“El primer ministro (Mateusz) Morawiecki informó al primer ministro Netanyahu, en una conversación telefónica, que Polonia estará representada en la cumbre (del Grupo de Visegrado) por el ministro de Asuntos Exteriores, Jacek Czaputowicz”, ha informado este domingo la portavoz del Gobierno polaco, Joanna Kopcinska.

Morawiecki ha decidido no tomar parte en la cumbre del Grupo de Visegrado (República Checa, Eslovaquia, Hungría y Polonia), que alberga este año en curso el régimen de Tel Aviv —cita en la que este tiene las miras puestas en fomentar sus lazos con los países del este y centro de Europa—, tras el roce con Varsovia, originado por los comentarios realizados por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sobre “la responsabilidad o corresponsabilidad de la nación o el Estado polaco en los crímenes cometidos por el Tercer Reich alemán”, según ha señalado el diario israelí The Jerusalem Post.

En respuesta a las declaraciones de Netanyahu, el Gobierno polaco convocó el viernes a la embajadora israelí en Varsovia (capital polaca), Anna Azari, quien aclaró que Netanyahu no había dicho que Polonia colaboró con los alemanes en el Holocausto, sino que “solo dijo que nadie fue enjuiciado por admitir que algunos polacos habían cooperado con los nazis”.

El primer ministro (Mateusz) Morawiecki informó al primer ministro Netanyahu, en una conversación telefónica, que Polonia estará representada en la cumbre (del Grupo de Visegrado) por el ministro de Relaciones Exteriores, Jacek Czaputowicz”, informa la portavoz del Gobierno polaco, Joanna Kopcinska, después de que el premier polaco decidiera cancelar su viaje a los territorios ocupados de Palestina tras la afirmación del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acerca de la implicación de Varsovia en el Holocausto.

 

The Jerusalem Post rectificó, por su parte, lo publicado, mientras que el ministerio israelí de exteriores indicó que hubo un malentendido, ya que el rotativo no había citado correctamente los comentarios de Netanyahu.

Las autoridades polacas son muy sensibles en lo que se refiere a las acusaciones de que Varsovia hubiera participado en el Holocausto, es más, la Cámara Baja del Parlamento de Polonia aprobó en febrero de 2018 una reforma legal para sancionar, con hasta tres años de cárcel, a quienes utilicen la expresión “campos de exterminio polacos” y afirmen que la nación o el Estado polacos estuvieron vinculados con los crímenes nazis.

El tema del Holocausto siempre ha generado polémica y, en varios países occidentales es imposible cuestionarlo, además de que existen leyes y normativas que prohíben poner en duda su autenticidad.

El supuesto plan de exterminio de los judíos, ordenado por el Gobierno nacionalsocialista alemán (1933-1945), difundido como rumor propagandístico durante la guerra y considerado probado en los juicios de Núremberg (1945-1946), sirvió para justificar la partición de Palestina y el establecimiento del régimen israelí, además del cobro de multimillonarias indemnizaciones hasta el día de hoy y otros beneficios políticos.

ahn/anz/fmk/rba

Comentarios