• La jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, Bruselas, 18 de octubre de 2018.
Publicada: sábado, 20 de octubre de 2018 23:23
Actualizada: sábado, 20 de octubre de 2018 23:49

La Unión Europea (UE) pide una investigación profunda sobre la muerte del periodista saudí Jamal Khashoggi y que los autores sean castigados.

La máxima representante de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, considera profundamente preocupantes las circunstancias de la muerte del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí en Estambul (Turquía) y acusa a sus responsables de violar la Convención de Viena al usar una sede diplomática para motivos ajenos a las funciones consulares.

“La Unión Europea, al igual que sus socios, insiste en la necesidad de una investigación continua, exhaustiva, creíble y transparente, que brinde la debida claridad sobre las circunstancias del asesinato y garantice la plena responsabilidad de todos los responsables”, según un comunicado de su oficina.

Mogherini ha transmitido sus profundas condolencias a la familia y amigos del periodista crítico con los Al Saud, y reafirma el compromiso de los Estados miembros de la Unión con la libertad de prensa y la protección de los periodistas en todo el mundo.

En ese sentido, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, también ha pedido una indagación sobre lo que ocurrió en la legación diplomática del reino árabe, el pasado 2 de octubre.

La Unión Europea, al igual que sus socios, insiste en la necesidad de una investigación continua, exhaustiva, creíble y transparente, que brinde la debida claridad sobre las circunstancias del asesinato y garantice la plena responsabilidad de todos los responsables”, según un comunicado de la oficina de la jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, sobre la muerte del periodista saudí Jamal Khashoggi.

 

Arabia Saudí ha anunciado oficialmente este sábado la muerte de Khashoggi en el interior de su consulado en Estambul, alegando que el periodista murió después de que tuviera una reyerta con las personas que lo recibieron en la misión diplomática.

En los primeros momentos de la desaparición de Khashoggi, los países europeos no tuvieron una reacción adecuada al respecto, sin embargo, después de que Riad confirmara la muerte del periodista, Alemania calificó de “insuficientes” las explicaciones de Riad sobre las circunstancias de la muerte del periodista y el Reino Unido exigió que los responsables sean juzgados por sus actos.

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) reiteró en un comunicado su llamado a que se mantenga la “presión” sobre la monarquía árabe, boicoteando el Foro Económico del Golfo y congelando “los asuntos comerciales” con Riad.

Khashoggi vivía en el exilio desde 2017 en Estados Unidos, donde colaboraba, especialmente con el diario The Washington Post, era crítico del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salmán al Saud, patrocinador y defensor de la guerra saudí contra Yemen, y autor del secuestro del premier libanés, Saad Hariri.

lvs/rha/mjs/mkh

Comentarios