• El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, habla en una reunión celebrada en Sofía, la capital búlgara, 1 de marzo de 2018.
Publicada: jueves, 1 de marzo de 2018 23:03

La Unión Europea (UE) rechaza tajantemente la imposición de altos aranceles aduaneros a las importaciones de acero y aluminio a EE.UU., anunciadas por el mandatario estadounidense, Donald Trump, advierte el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker.

“La Unión Europea reaccionará con firmeza y proporcionalidad para defender (sus) intereses”, ha afirmado este jueves Juncker en un comunicado de prensa, luego de que Trump anunciara que impondrá aranceles aduaneros del 25 % al acero y del 10 % al aluminio importado para proteger a la industria estadounidense.

En este contexto, el alto político europeo ha dejado en claro que el bloque regional no se quedará de brazos cruzados mientras dicha industria es golpeada por medidas injustas que a más seguro pondrá en peligro miles de puestos de trabajo en la UE.

El jefe del Ejecutivo comunitario ha lamentado que esta decisión represente más a un proteccionismo que se traduce en una “intervención descarada para proteger la industria doméstica de EE.UU.” en lugar de justificar la seguridad nacional estadounidense.

La Unión Europea (UE) reaccionará con firmeza y proporcionalmente para defender (sus) intereses”, advierte el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, en referencia al anuncio estadounidense de imponer altos aranceles aduaneros a las importaciones de acero y aluminio a EE.UU.

 

El proteccionismo no puede ser la respuesta a los problemas que afectan en común al sector del acero tanto en EE.UU. como en la UE, ha avisado, dejando claro que la decisión estadounidense “sólo agravará” aun más si cabe el problema existente.

Con el fin de dar una respuesta adecuada a esta nueva amenaza arancelaria de la Casa Blanca, Juncker ha informado que la Comisión presentará en los próximos días una propuesta de réplicas contra EE.UU. compatibles con las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para reequilibrar la situación.

Con esta iniciativa de Trump, se hace efectivo los rumores que apuntaban a que impondría aranceles sobre importación del acero y el aluminio, y esto pese a las reticencias dentro de su gabinete que auguraban un conflicto comercial con el resto del países exportadores de tales materias primas.

krd/lvs/snz/rba

Comentarios