•  Madrid rechaza la consulta catalana con saludos fascistas
Publicada: domingo, 1 de octubre de 2017 8:41

Miles de personas realizaron una concentración en Madrid para rechazar el referéndum independentista catalán y en ella muchos se saludaron con muestras fascistas.

Alrededor de 2000 personas se congregaron el sábado en la madrileña plaza de Cibeles, convocadas por la fundación de extrema derecha Denaes, para protestar contra el derecho a decidir de los catalanes, que celebran este domingo un referéndum soberanista.  

“España unida jamás será vencida” o “Puigdemont a prisión”, fueron algunos de los cánticos de una concentración que terminó con ‘Cara al sol’ y con muchos de los asistentes realizando el saludo fascista.

‘Cara al sol’ es el himno del partido político de extrema derecha español Falange Española de la Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista (FE de las JONS), cuyas bases fundacionales se basan en la ideología fascista. Este saludo era de uso obligatorio durante la dictadura del general Francisco Franco (1936-1975).

En la protesta también se pudo escuchar el lema, “no nos engañan, Cataluña es España”.

 

Entre los asistentes, que llevaban numerosas banderas de España y también varias con el aguilucho de la bandera franquista (ni la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como Ley Mordaza, ni el propio Código de 1995 sancionan la exaltación o apología del franquismo. La bandera franquista es ilegal, si se utiliza por organismos públicos e instituciones oficiales) se encontraba la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre. 

Otras manifestaciones contra el referéndum de independencia catalán tuvieron lugar en distintas ciudades españolas. En Barcelona, capital regional, unas 350 personas, según la Guardia Urbana, se congregaron en la plaza de Sant Jaume frente al Palau de la Generalitat (sede del Gobierno regional) en defensa de la permanencia de Cataluña en España.

Durante la tarde de ayer sábado, el centro de Barcelona fue testigo de cómo miles de personas se manifestaban a favor de la unidad de España y en contra de la mencionada consulta.

La Generalitat de Cataluña mediante un decreto firmado a principios de septiembre por el presidente del Govern, Carles Puigdemont, ha convocado a votar a 5.343.358 catalanes para que participen en el referéndum de independencia.

Pese a que tal decreto fue suspendido posteriormente por el Tribunal Constitucional (TC) de España, las autoridades catalanas siguen defendiéndolo como un acto totalmente “legítimo”. No obstante, desde Madrid, el Gobierno español, presidido por el popular Mariano Rajoy, ha asegurado en reiteradas ocasiones que no permitirá la celebración de la consulta.

krd/ctl/tas

Commentarios