• 
El secretario de Estado para la seguridad del Reino Unido, Ben Wallace.
Publicada: viernes, 20 de agosto de 2021 16:32

El Reino Unido alerta sobre la toma de poder del grupo armado Talibán en Afganistán al decir que puede servir de inspiración a otros grupos terroristas.

En una entrevista sostenida el jueves con el programa 'Today' de la emisora británica BBC Radio 4, el secretario de Defensa del Reino Unido, Ben Wallace, recordó que los Estados fallidos conducen a una explosión de la pobreza, el extremismo y el terrorismo, lo que plantea desafíos de seguridad.

Asimismo, alertó que la toma del poder de los talibanes en Afganistán puede representar una amenaza para el Occidente al favorecer el desarrollo de la ideología extremista.

Advirtió, también, sobre las nuevas características del terrorismo, al señalar que, de momento, la “geografía cibernética” es más importante que los territorios controlados, debido a que los extremistas se organizan activamente en línea.

A su juicio, la crisis en el país afgano impulsará especialmente a grupos terroristas como Al-Qaeda. “No creo que nadie haya negado que Al-Qaeda potencialmente vaya a ver esto como una oportunidad”, destacó el funcionario. Por lo que pidió a los países occidentales a “prepararse y equiparse”, agregando que “tienen capacidades para lidiar con algo de eso”.

 

Aun con todo confió en que teniendo en cuenta que los talibanes intentan reconstruir sus vínculos con el resto del mundo, no lleguen a acoger en el suelo afgano a los terroristas.

Anteriormente, Wallace tachó de equívoca la decisión de Washington de retirarse abruptamente de Afganistán y afirmó que las consecuencias se sentirán durante mucho tiempo.

Talibán, que gobernó en Afganistán desde 1996 hasta 2001, se ha hecho con el control de todo el país, luego de tomar el domingo Kabul, la capital, sin ninguna resistencia por parte de fuerzas gubernamentales, entrenadas por EE.UU., y luego de que el presidente Ashraf Qani, aliado de Washington, huyera de Afganistán

El colapso de Afganistán ha ocurrido poco después de que las fuerzas de Estados Unidos y sus aliados, comenzaran la fase final de la retirada, entregando todas sus bases militares a las fuerzas locales que a juicio del presidente estadounidense, Joe Biden, solían ser tan fuerte que podrían defender sin asintencia su país.

Se les culpa a Washington y la Alianza Atlántica de haber desatado el caos que se vive hoy en Afganistán, por su decisión de salir de este país de manera precipitada y sin considerar el avance en curso de los talibanes, a pesar de las anteriores advertencias recibidas incluso desde dentro de la propia Administración Biden.

mep/nsh/mrg